Ibrahim Pérez

Tribuna Invitada

Por Ibrahim Pérez
💬 0

Tuiteo venenoso de Trump

El plan de salud gubernamental para nuestros pobres -Mi Salud- enfrenta una grave crisis fiscal, la cual no puede ser subsanada por el Fondo General como ocurrió en 1994. Entonces, el Congreso no aprobó el plan de salud del presidente Bill Clinton y Puerto Rico tuvo que financiarlo de su Fondo General.

Aquel suceso probablemente marcó el inicio de la profunda crisis fiscal gubernamental que sufrimos hoy. Obamacare otorgó en 2011 una asignación especial de $6,400 millones adicionales a la aportación anual de Medicaid. Esos fondos especiales se agotarán a fines de 2017. Pero en esta ocasión, el gobierno también enfrenta una crisis fiscal propia que no le permite reponer dichos fondos.

En nuestra columna del pasado 19 de abril, indicamos que Donald Trump y el Partido Republicano convirtieron por siete años a Obamacare en su enemigo más odiado, en su principal tema de campaña. La opinión pública los apoyó hasta que presentaron el pasado marzo a Trumpcare, su alternativa para reemplazar a Obamacare. Los beneficiarios comenzaron a darse cuenta de lo que se exponían a perder, y a reconocer el retroceso que significaba el Trumpcare que le ofrecían.  

La no aprobación cameral de Trumpcare representó un fracaso inaceptable para Trump. Pero la obsesión por revocar Obamacare se recrudeció y lo llevó a continuar negociando con sus republicanos más conservadores hasta lograr un acuerdo. Todavía necesita conseguir el apoyo perdido de los republicanos más liberales para ser aprobado.

Trump quería aprobar su proyecto de salud antes de los primeros 100 días de su presidencia, a la vez que trabajaba para aprobar su presupuesto y evitar el cierre del gobierno. En medio de esa lucha política entre Trump y sus congresistas republicanos, entre Trump y los demócratas fue que apareció el endoso de congresistas demócratas y del secretario de salud, Tom Price a una petición del gobierno de Puerto Rico para dar continuidad a los fondos especiales que mantendrían operando a Mi Salud.

Todos los que apoyaron la petición del gobierno de Puerto Rico parecieron haber comprendido la magnitud de la crisis humanitaria que provocaría la ausencia de dichos fondos y su desconexión de las agendas puramente políticas que permeaban el ambiente en Washington.

Pero en medio de esos exitosos esfuerzos, aparecieron los inesperados y venenosos tuits del presidente Trump para complicarnos la situación y para enredarnos en su agenda política. Jamás Puerto Rico había experimentado comentarios directos tan nocivos de un presidente, excepto cuando George W. Bush dijo que nos podían vender a cualquier otro país.

Trump mezcló un pedido humanitario para que no tengamos que quitar servicios de salud a los pobres puertorriqueños con asuntos no relacionados, como su obsesión por destruir Obamacare, sus diferencias con distintos congresistas republicanos y demócratas sobre la reforma de salud, la muralla fronteriza y el potencial cierre del gobierno federal, asuntos con los que Puerto Rico no tiene nada que ver.

Trump enredó injustificadamente a Puerto Rico en su ataque a los legisladores demócratas de querer cerrar el gobierno de EEUU si él no rescataba a Puerto Rico y daba millones a sus aseguradoras de salud por el desastroso Obamacare, y todo ello con el dinero de los contribuyentes estadounidenses.

El NO en mayúscula al supuesto rescate financiero del tuit de Trump podría ser un golpe mortal a nuestras probabilidades de conseguir unos fondos que parecían estar negociados y casi asegurados. Su despectiva referencia a Puerto Rico es algo que envenena innecesariamente las mentes de sus fieles seguidores que todo le creen, y es indicativo de la poca consideración que parece tener el presidente Trump hacia los grandes sufrimientos que se avecinan para nuestra Isla.  

[email protected]

Otras columnas de Ibrahim Pérez

jueves, 18 de octubre de 2018

La economía de nuestra salud

El doctor Ibrahim Pérez expone que nuestro sistema de salud debe retomar la ruta salubrista y operar en armonía con nuestra economía

lunes, 24 de septiembre de 2018

Preguntas sin respuestas a un año de María

El doctor Ibrahim Pérez cuestiona cómo es posible que en la emergencia del huracán, en Puerto Rico no pudiéramos proteger ni a los que suponíamos más protegidos, los pacientes encamados en un hospital

lunes, 20 de agosto de 2018

La salud de nuestros pobres

El doctor Ibrahim Pérez plantea que no hay justificación para que el plan de salud gubernamental se haya quedado tan rezagado en sus métricas de calidad

💬Ver 0 comentarios