Néstor Alonso Vega

Tribuna Invitada

Por Néstor Alonso Vega
💬 0

Turismo sostenible para un nuevo Puerto Rico

Durante los pasados 37 años distintos países alrededor mundo llevan a cabo actos y actividades entorno a un tema que elige anualmente la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT). El tema de este año es ‘Turismo Sostenible para el Desarrollo’. En su resolución, la Asamblea General declaró que “se alienta a todos los Estados, al sistema de Naciones Unidas, y a todos los demás agentes a que aprovechen este año internacional para promover medidas a todos los niveles, mediante la cooperación internacional, y que apoyen el turismo sostenible como forma de promover y acelerar el desarrollo sostenible, especialmente la erradicación de la pobreza”.

Históricamente, Puerto Rico ha trabajado como destino turístico para mantener y promover los estándares de la Organización Mundial del Turismo. Además, ponemos en perspectiva la manera en que reconstruiremos a nuestra isla luego del paso del huracán María utilizando las mejores prácticas para los distintos sectores económicos del país. Ha causado un profundo impacto en el sector del turismo el devastador huracán. Los estragos causados aún son incalculables, pero ciertamente uno de los destinos más importantes ha cambiado su entorno.

La Organización Mundial del Turismo define el Turismo Sostenible como “el turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”. Como legislador tengo la responsabilidad de presentar políticas públicas que ayuden a desarrollar un turismo sostenible para Puerto Rico, y así lograr los objetivos económicos, sociales y ambientales del sector turístico. A largo plazo, tenemos una gran responsabilidad para continuar desarrollando políticas de planificación turística, normas ambientales y las iniciativas de protección de la cultura, entre otras.

 A corto plazo, algunos requisitos para lograr un desarrollo sostenible del turismo incluyen pero no se limitan a los siguientes: dar a conocer la forma en que los daños ambientales pueden reducir el atractivo de los destinos turísticos; promover estrategias de conservación de nuestros recursos naturales; capacitar a las empresas turísticas acerca de acceso a información sobre los mercados y recursos financieros; mejorar la coordinación entre las agencias gubernamentales encargadas tanto del turismo como el medio ambiente con inversionistas privados del sector turístico; mejorar la infraestructura de los sitios turísticos alejados donde es poco probable que llegue la inversión privada.

Debemos tener mayor conocimiento acerca del cambio climático y sus repercusiones negativas. Esto aumenta la voluntad de invertir en productos y servicios que no hagan daño al medioambiente. La promoción del turismo sostenible tiene gran alcance y engloba una amplia gama de actividades, que van desde la adaptación de nuevas tecnologías y prácticas para mejorar la eficiencia de los sistemas de gestión de energía, agua y desechos, hasta la aplicación de políticas para restablecer la biodiversidad. Ello puede generar, entre otras cosas, aumentos de la eficiencia energética en el transporte y el alojamiento, reducir los riesgos para la salud, e incrementar el atractivo de un destino.

Tomará tiempo reconstruir, pero no será imposible. Cobra aun mayor importancia durante la reconstrucción y desarrollo de la industria turística en Puerto Rico mantener como norte los pronunciamientos de la OMT y el turismo sostenible. 

Otras columnas de Néstor Alonso Vega

💬Ver 0 comentarios