Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬 0

Tyson Fury: homicida con guante y bufón

En 2016, después de haber alcanzado la gloria al destronar a Wladimir Klitschko de todos los pesos máximos, decidió bajar, de porrazo y cantazo, de la cima a la sima y fundió su cuerpo gigantesco de cocaína y alcohol durante año y medio, subiendo a 400 libras y permitiendo que la depresión le carcomiera el cerebro y el alma.

Sin embargo, hizo caso a la consejería de su padre y de su esposa Paris, quien sufría a fondo su vida azarosa, y Tyson Fury, un fenómeno del ring que también es un entertainer de altos quilates, alegadamenre noqueó el polvo blanco que gusta de narices, no destapó tantas botellas con líquido etílico, mediante un proceso de rehabilitación clínico, y acaba de exponer por cuarta vez su título líneal, ya que oficialmente no ostenta ninguno de los organismos existentes, ante el alemán Tom Schwarz, que tenía récord de 24-0, destrozándole en el segundo asalto del pleito principal producido por Top Rank, en el MGM Grand de Las Vegas.

Con este triunfo contundente, tal como se esperaba, se asegura una revancha con Deontay Wilder, rey de la FIB, en la primavera de 2020, luego de que empataran el 1 de diciembre de 2018 en Staples Center de Los Ángeles, sobreviviendo a un par de caídas, una en el asalto 12 que parecía de tumba, pero comoquiera la mayoría de los periodistas entendió que mereció la victoria por su dominio técnico el 80 por ciento del tiempo.

Con su estatura de 6-9 y su alcance de 85 pulgadas, este británico de sangre irlandesa es un prodigio en el ataque, por su velocidad y puntería, y en la defensiva, por sus reflejos y ángulos de escape.

Asimismo, sus piernas flacas les permiten moverse plásticamente hacia cualquier latitud, además de ser efectivo de guardia zurda, aunque su mayor virtud es su excentridad, con verborrea que no hastía y un sentido del humor fuera de lo común para un boxeador: podría estelarizar cualquier comedia en los teatros de Broadway o en el Apollo de Londres.

Obviamente, su cabeza rapada y su vestimenta extravagante le transforman en un bufón que al treparse en el cuadrilátero se convierte en un posible homicida con guantes.

Otras columnas de Chu García

lunes, 15 de julio de 2019

El tie-break destroza a Roger Federer

No se puede poner en tela de juicio la coronación quinta de Novak Djokovic en Wimbledon, en ocho intentos, ante Roger Federer, que sucumbió en cinco sets y tres tie-break, lo que demuestra la valía del serbio, actualmente el número uno del mundo, en los momentos decisivos.

viernes, 12 de julio de 2019

Liz y Vassallo: el supertubo ponceño de puntos

Sin embargo, con 27 presentaciones en el Baile de Coronación, y 14 títulos, empatando con Bayamón y San Germán en la primera posición, los Leones son conscientes que la ventaja de cancha local de los Santeros es su mayor enemigo, ya que se ven obligados a ganar allí al menos un partido, y su entrenador Wilhelmus Caanen confía plenamente en hacerlo con su pareja de artilleros: Víctor Liz y Ángel Daniel Vassallo, quien libre de lesiones acribilló a los Vaqueros en la semifinal con un porcentaje de 43% en triples y atinando a menudo su arma favorita: la flotadora.

miércoles, 10 de julio de 2019

El mejor Home Run Derby

En esta ocasión, los competidores botaron 312 bolas, Vladimir Guerrero, Jr., que estableció un récord con 91, pero Alonso le ganó la final, 23-22 y acabó con 57, evitando que el antesalista dominicano emulara a su padre, rey en 2007 cuando vestía el unforme de los Angelinos y quien ingresó al Salón de la Fama en 2018.

💬Ver 0 comentarios