Jon Borschow

Punto de vista

Por Jon Borschow
💬 0

Uber y el debate entre progreso y proteccionismo

En medio de nuestra crisis se dan las cosas más extrañas. Mientras en Washington, D.C. se barajean temas como asegurar los servicios esenciales del gobierno y los ingresos de sus pensionados y, aún de más transcendencia, nuestro futuro desarrollo económico, un puñado de taxistas nos mantienen distraídos con sus reclamos. Tenemos al menos tres agencias de gobierno activamente envueltas con disputas de jurisdicción y hasta amenazas de litigios en los tribunales.

Vamos a poner todo esto en perspectiva:

En el San Juan que todos conocemos, ha sido difícil, sino imposible conseguir un taxi fuera del aeropuerto, algunos hoteles, par de puntos en el Viejo San Juan y en Plaza las Américas. Cada compañía de taxis cuenta con un servicio de despacho por radioteléfono que data prácticamente de la época de mi niñez. Como están divididas las redes, la probabilidad de localizar un taxi ha sido baja.

Mi experiencia, cuando estoy sin carro, ha variado entre una espera de 20 minutos hasta, luego de un “lo siento pero no tengo unidad disponible”, tener que caminar o llamar por celular a un familiar que me venga a rescatar.

Yo soy de los afortunados que guío, tengo un automóvil y hasta puedo caminar, pero pensemos en todos los jóvenes, envejecientes, discapacitados y todos los que no tienen el uso exclusivo de un automóvil. Pensemos en todos los padres que se tienen que levantar pasada la medianoche a buscar a sus hijos o las personas que por la falta de transporte alterno manejan embriagadas poniendo en riesgo sus vidas y las nuestras.

También pensemos en los millones de personas que nos visitan en Puerto Rico y que no cuentan con un automóvil. Pensemos cómo limita su experiencia el hecho de que, aunque puedan conseguir un taxi para llevarlos de su hotel a un destino, no tienen cómo regresar o cómo llegar al próximo punto en su itinerario de visitas. Pensemos en los miles de puntos de interés a los cuales no pueden llegar por falta de transportación.

Entonces pensemos en los museos, las galerías y teatros que no tienen los ingresos para sostenerse y en los músicos, bailarines, cocineros y artesanos que por falta de taller terminan emigrando. Por último, pensemos en la oportunidad económica que perdemos en Puerto Rico por no dar a nuestros visitantes acceso a toda la textura de nuestra oferta diversa que tiene el potencial de atraer millones de visitantes adicionales.

Lo que reclaman los taxistas es que los que quieran participar en los nuevos servicios como Uber, tengan que cumplir con todos los requisitos onerosos que les impone el gobierno. Primero, nos tenemos que preguntar cuáles de estos requisitos están ahí para proteger a los ciudadanos y cuáles ya están obsoletos y se mantienen puramente por la burocracia, la costumbre y hasta la insistencia de proteger innecesariamente monopolios que en este siglo ya no son razonables.

¡Conrazón no se han autorizado medallones de taxis en tantos años! Con razón pueden darse el lujo de seguir usando sistemas de despacho tan arcaicos.

Ante la cercanía de la competencia, aparece el BoriTaxi con una tecnología de despacho potencialmente más eficiente y tarifas más bajas. Bienvenida sea la apertura al cambio y que otros se sigan sumando. Es necesario terminar con los monopolios en el Siglo 21.

Otras columnas de Jon Borschow

martes, 18 de febrero de 2020

Las caras puertorriqueñas del DMO

Un equipo de decenas de jóvenes puertorriqueños se ha desarrollado en el DMO en muy poco tiempo. Los resultados que han producido no tienen precedente, escribe Jon Borschow

viernes, 17 de enero de 2020

El tsunami turístico que no se dio

Necesitamos contrarrestar la noción allá afuera de que la isla completa se ha convertido nuevamente en una zona de desastre y no está preparada para recibir visitantes, escribe Jon Borschow

viernes, 20 de diciembre de 2019

Las narrativas sobre el DMO

Jon Borschow señala que El DMO no es un premio que le toca a nadie sino un activo de todo Puerto Rico

domingo, 1 de diciembre de 2019

La verdad sobre los cruceros

Si restauramos el presupuesto del DMO y con el plan de desarrollo, las líneas de cruceros no van a dejar de visitar el puerto de San Juan, plantea Jon Borschow

💬Ver 0 comentarios