Tania Rosario

Tribuna Invitada

Por Tania Rosario
💬 0

Ultimátum por un Puerto Rico seguro

“Nadie ama a su país porquesea grande sino porque es suyo”: Séneca

Una cosa nos ha quedado más clara que el agua luego del 20 de septiembre de 2017: el amor por el país de uno es algo real, concreto y tangible. La mezquindad y la ineptitud también lo son.

Confiar en la reflexión voluntaria del gobierno es tarea riesgosa cuando se trata de un pueblo que vive en precario su vulnerabilidad. El cúmulo de agresiones del que ha sido objeto todo Puerto Rico durante los pasados cinco meses no admite tolerancias ni sumisiones.

Recordemos que fue entre miradas atónitas y apretones de pecho que nos tocó descubrir la inexistencia de protocolos para auxiliar de manera rápida a nuestros enfermos tras el huracán María. Nos golpeó fuerte confirmar que los policías no contaban con radios funcionales para comunicarse entre sí en medio de tanta inseguridad. Todos fuimos testigos de la irresponsabilidad con la que se manejaron las muertes atribuidas al ciclón.

Por lo tanto, este año las mujeres en nuestro Día Internacional de la Mujer no queremos flores ni felicitaciones, queremos garantías.

Tenemos hoy un país con más asesinatos, más suicidios, más robos. Un país con más desempleo, más migración y más pobreza. Aún miles de familias viven debajo de un toldo azul como techo, con toda la fragilidad de su supervivencia. Así resulta titánico convivir.

Ante colosales agresiones a nuestro pueblo, no podemos callar ni un día más. Lo que nos queda es señalar lo que necesitamos para que el caos no se vuelva a repetir. Por eso hoy, Día Internacional de la Mujer, dedicamos el Paro de Mujeres a quienes sacaron la cara por los suyos y organizaron a sus vecinos, llenando el vacío inmenso que dejaron los gobiernos durante el desastre de María. Nosotras mujeres, cabezas de nuestras familias y comunidades, damos hoy un paso al frente para exigir la acción mínima que esperamos del gobierno, justo antes de que comience la próxima temporada de huracanes.

Por tal razón, y en nombre todas y todos aquellos que sufrimos el dolor del abandono de los gobiernos luego del huracán, vamos a darle al gobierno un ultimátum. Creemos que es justo exigir que en o antes del 1 de junio se divulguen los planes dirigidos a garantizar la protección de nuestra gente durante la próxima temporada de huracanes. El plazo tiene 12 semanas.

En primer lugar, deseamos conocer el plan nacional para la distribución de agua y alimentos. Así también el nuevo protocolo para el registro apropiado de muertes asociadas a la emergencia.

En segundo lugar, queda claro que la falta de centros de servicios directos a la ciudadanía en las distintas regiones de Puerto Rico causó inmerecida angustia a nuestra población. A estos efectos, exigimos que se cree y publique un protocolo con la ubicación de dispensarios que ofrecerán servicios y medicamentos para:

1. Pacientes de enfermedades crónicas

2. Pacientes de cáncer

3. Embarazadas en su tercer trimestre de gestación (parto)

4. Embarazadas hasta el segundo trimestre de gestación (cuidado prenatal)

5. Familias con bebés recién nacidos

6. Pacientes de salud mental

7. Personas con diversidad funcional que reciben terapias o asistencia

8. Personas con órdenes de protección activas

9. Víctimas de violencia doméstica que se encuentren albergadas

Asimismo, es indispensable contar con un protocolo de manejo de los refugios que garantice espacios seguros, higiénicos y con un mínimo de privacidad para las familias. Además, urge un plan de seguridad específico para los niños y niñas albergadas y para el manejo de situaciones de violencia doméstica y violencia sexual.

La función indelegable de los gobiernos es garantizar la protección de sus ciudadanos. Señor gobernador, exigimos garantías y el tiempo apremia.

Otras columnas de Tania Rosario

💬Ver 0 comentarios