Héctor Luis Acevedo

Punto de Vista

Por Héctor Luis Acevedo
💬 0

Un abrazo a Venezuela

Los seres humanos no escogemos el lugar de nuestro nacimiento, pero si las causas en que fundamos y entregamos nuestras vidas. Luis Muñoz Marín, a quien honramos esta semana, vivió comprometido con este principio desde el amanecer de su vida adulta.

Su lealtad a la causa de la libertad integral del ser humano no descansó en nuestras fronteras. Temprano en su quehacer inició su solidaridad con las luchas de Venezuela. En esa misión de vida encontró almas amigas en Rómulo Betancourt en Venezuela, José Figueres de Costa Rica y Juan Bosch en República Dominicana. Dos de esos luchadores por la libertad de sus pueblos frente a las dictaduras, encontraron un hogar hermano en nuestro pueblo.

Betancourt, amigo entrañable de Muñoz, nació un 22 de febrero. Ambos veían la política como el medio de hacer justicia a los más vulnerables y la democracia como la esencia de la igualdad humana y de la libertad.

La democracia es un régimen que depende de grandes lealtades y pequeños detalles. Es de frágil vida cuando las instituciones se debilitan y se consolida el poder desde el poder arrebatándole al pueblo su derecho a decidir.

Ese es el caso de Venezuela, donde se asaltaron progresivamente sus instituciones y algunas como el Tribunal Supremo “se suicidaron antes de ser asesinados”. Hoy se le ha expropiado al pueblo venezolano su fundamento democrático de elecciones libres, encarcelando a opositores, exilándolos y no respetando la voluntad de las urnas.

Es por ello, que en solidaridad con el presidente del Congreso legítimamente electo y hoy presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, le dedicamos esta semana de recordación y compromiso a los luchadores de la democracia venezolana.

Muñoz y Betancourt, hermanos en sus luchas por la libertad del ser humano, pasaron de ser forjadores de sueños a forjadores de realidades, y forjadores de esperanza. Luis Muñoz Marín dijo: “La esperanza es la fuerza de Dios en el corazón de los pueblos”. Hoy esa esperanza aún está viva en el corazón de los venezolanos. Esperemos que pase a ser realidad democrática pronto.

La exsenadora Victoria Muñoz Mendoza es coautora de esta columna.

Otras columnas de Héctor Luis Acevedo

domingo, 24 de mayo de 2020

El carisma de la palabra y el valor del voto

Es un golpe de estado quitar la intención del elector como el elemento rector de la adjudicación de votos en contra de las decisiones unánimes de los tribunales, escribe Héctor Luis Acevedo

martes, 12 de mayo de 2020

A la hora de la verdad

La gobernadora Wanda Vázquez prometió no aprobar una ley en medio del ciclo electoral sin consenso. Esa fue la palabra de honor empeñada en 1983 y en 2019. Ahora le llegó la hora de la verdad, dice Héctor Luis Acevedo

jueves, 19 de marzo de 2020

La gobernadora hizo lo correcto

Hay que salvar vidas y la gobernadora merece apoyo en esta difícil situación que requiere especial vocación de solidaridad, dice Héctor Luis Acevedo

💬Ver 0 comentarios