Hernán Padilla

Tribuna Invitada

Por Hernán Padilla
💬 0

Una buena reforma educativa

Durante las pasadas décadas hemos perdido cientos de miles de ciudadanos. Se han ido en busca de mejor calidad de vida, oportunidades de empleo, seguridad e indiscutiblemente una mejor educación para los niños, jóvenes y adultos. Como consecuencia, el sistema público ha experimentado una reducción crónica y continua de su matrícula.

El gobernador sometió y la Legislatura aprobó el proyecto de reforma educativa. La “Ley de Reforma Educativa de Puerto Rico” deroga “la Ley 149-1999, conocida como “Ley Orgánica del Departamento de Educación de Puerto Rico”, establece una nueva política pública que designa al estudiante como su centro y eje principal.

Según la exposición de motivos, el Departamento de Educación (DE) tiene el deber y la obligación de promulgar la excelencia en la calidad de enseñanza que se imparta en cada una de las escuelas del sistema público. Sin embargo, a pesar de que el presupuesto del DE es mayor al de cualquier otra agencia, sus resultados no están a la altura de otras jurisdicciones.

La nueva ley crea las Oficinas Regionales Educativas, consolida las regiones educativas y los distritos escolares en una sola estructura para lograr mayores eficiencias como descentralizar servicios, reducir costos y establecer sistemas efectivos de evaluación y rendición de cuentas. Delega mayores facultades y responsabilidades a los superintendentes regionales y directores para atender los asuntos académicos, administrativos y evaluar sus ejecutorias mediante rendición de cuentas continuas.

Actualmente Puerto Rico es la única jurisdicción de la nación estadounidense que no ha establecido el modelo LEA (Local Education Agencies) a nivel regional, que le permite beneficiarse de los fondos federales asignados para agencias educativas locales.

La nueva ley establece las Escuelas Alianza (Charter Schools), que existen en 44 estados y Washington D.C., con participación de las comunidades y para darles acceso a un mayor ofrecimiento académico a los estudiantes a través de entidades especializadas sin fines de lucro, Entidades Educativas Certificadas que brinden enseñanza a los estudiantes de educación especial, universidades y municipios. La UHS de la Universidad de Puerto Rico y la School of San Juan son ejemplos para emularse.

Las Escuelas Alianza serán públicas, gratuitas, no sectarias, libres de cualquier tipo de discrimen, una alternativa a las escuelas públicas tradicionales que ofrecerán más oportunidades educativas, incluyendo fomentar el bilingüismo (español e inglés) en su enseñanza y priorizar en una educación enfocada en la Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas. Las escuelas y entidades certificadas que administren los planteles estarán sujetas y deben cumplir con los mismos estándares de evaluación y rendición de cuentas del DE que el resto de las escuelas públicas de Puerto Rico. Estas operarán con fondos estatales asignados mediante una fórmula por cada estudiante inscrito.

Hay personas que sin leer ni estudiar las 182 páginas del proyecto expresan dudas sobre los derechos y protección que la Ley de la Reforma le garantiza a los maestros y empleados. La misma protege sus derechos y permite que puedan escoger entre una escuela pública o una Escuela Alianza. Se garantiza su plaza, posición y salario por dos años si quiere regresar a su posición en el DE. Se le protege el derecho a retiro y pueden continuar cotizando mientras trabajen en una Escuela Alianza.

Me satisface que múltiples líderes educativos a nivel nacional respaldan la reforma educativa. Las dos uniones nacionales de maestros, NEA y FTA endosan las escuelas Alianzas (Charters). Dan Domenech, director ejecutivo de la Asociación Americana de Administradores de Escuelas y Nina Resse, principal oficial ejecutivo de la Alianza Nacional de Charters, apoyan la Escuelas Alianzas para Puerto Rico.

Concurro con el exvicepresidente del Senado, Orlando Parga, quien sostiene que el proyecto aprobado es resultado de madurez y sabiduría y que finalmente Puerto Rico tiene encaminada una necesaria reforma educativa. Felicito al gobernador Ricardo Rosselló, la secretaria de Educación, Julia Keleher, los presidentes del Senado y la Cámara y a la Legislatura por el proyecto, basado en principios educativos y administrativos modernos que hoy es la Ley de Reforma Educativa de Puerto Rico.

Otras columnas de Hernán Padilla

lunes, 8 de octubre de 2018

Puerto Rico ante la OEA

El médico Hernán Padilla enfatiza que los esfuerzos deben dirigirse a motivar a convencer al Congreso de abrir las puertas a la solución del estatus colonial

domingo, 23 de septiembre de 2018

Urge resolver la condición colonial

El médico Hernán Padilla apunta que bajo el estado de derecho doméstico e internacional procede el voto en las elecciones federales

jueves, 13 de septiembre de 2018

Estímulo para la niñez boricua

El doctor Hernán Padilla destaca la importancia de que más familias con niños en la isla puedan recibir el Child Tax Credit (CTC) para mejorar su calidad de vida y, a la vez, incentivar la economía del país

💬Ver 0 comentarios