Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Un "Adorno" muy peculiar en el Salón de la Fama de Río Piedras

Quiero dejar claro, amigo lector, que esta primera parte de la columna es ficción. Pura imaginación recreativa y ‘maquiavélica’ del autor…

Hace algún tiempo, los directivos del Salón de la Fama del Deporte de Río Piedras y su presidente, Luis Cuerda, se reunieron para evaluar nominaciones.

El ambiente parecía muy amigable en la mesa de la Junta de Directores, hasta que el secretario Fillito Gándara dio a conocer con cara de ‘pocos amigos’ el nombre de unos de los nominados.

“Pero flaco…”, dijo Cuerda, tratando de engolar la voz para darle seriedad al asunto, “es que ese tipo siempre nos mató…”, dijo. Seguidamente, Gándara dio un leve manotazo en la mesa y añadió, “además, cuando jugaba contra los Cardenales, lo hacía con saña, codazo va y viene, con toda las intenciones de ganar, estuviera arriba por 20 o abajo por lo mismo, nos maceteaba duro”. Un “Ay Señor…”, se le escapó al tesorero Alfredito Burgos, y dio un brinco de la silla, como queriendo emular aquel bote que Dios le dio en su juventud

Finalmente, el comentarista deportivo Manuel Charbonier, mirando con un gesto de ternura y cordura a Cuerda, dijo “no hay de otra. Habrá que votar…”

Bueno, y ahora sí, de aquí en adelante todo es verdad.

Desde el pasado domingo, el Salón de la Fama del Deporte de Río Piedras tiene un nuevo ‘adorno’ en su historial, cortesía del dos veces olímpico (1964-1968), el exbaloncelista Rubén Adorno, quien de sus 18 temporadas (1960-1977) en el Baloncesto Superior Nacional, jugó para los Cangrejeros de Santurce desde el 1961 hasta el 1972 y allí ganó campeonatos (1962 y 1968) y un subcampeonato en el 1964. En ese tiempo que Adorno jugó para Santurce, Río Piedras solo ganó un cetro (1963).

El domingo, en la ceremonia de exaltación —en donde otras 11 figuras deportivas fueron homenajeadas—, fue su pana y compañero olímpico, Caco Cancel (19 temporadas en el BSN, y con los Cardenales de 1957 a 1973), quien escoltó a Adorno. Ambos fueron dos colosos bajo las tablas en los choques entre Cangrejeros y Cardenales, ni se daban ni pedían tregua.

Subieron acompasados, según las piernas los fueron llevando. Caco, de 79 años, en ese caminar le dio unas pulgadas de ventaja a Adorno mientras subían las escaleras.

Por si aca, los riopedrenses tomaron la debida precaución, y dejaron que el exárbitro del BSN, Carlitos Figueroa, fuera parte de la escolta…por si hubiese que cantar alguna falta personal.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 19 de noviembre de 2019

La liga invernal de béisbol como taller de desarrollo

Estoy claro y hace tiempo pasé la página. El argumento —que todavía un sinnúmero de fanáticos plantean— de no patrocinar el torneo de pelota profesional local debido a que las estrellas ya no juegan, así como la alegada ausencia de los prospectos de las Grandes Ligas, a mí no me inquieta.

💬Ver 0 comentarios