Juan Zaragoza

Punto de vista

Por Juan Zaragoza
💬 0

Una isla para el futuro

La siguiente columna es la respuesta a la pregunta: ¿Qué medidas concretas impulsaría para hacer frente al desafío climático? El cuestionamiento fue formulado por Giovanny Joel Vega De Lleguas, estudiante de Periodismo con Concentración en Mercadeo de la Universidad del Sagrado Corazón. La interrogante fue respondida por los cinco precandidatos a la gobernación del Partido Popular Democrático.

Si alguna obligación tiene mi generación con las futuras, es dejarles una isla donde vivir. Mi generación y las anteriores no tan solo vivimos convencidos de que el cambio climático tardaría siglos en afectarnos, sino que fuimos cómplices de este al descuidar el ambiente, permitir la construcción en áreas costeras, destruir ríos y manantiales y ser laxos en la reglamentación.

El cambio climático, que para muchos se limita a la erosión de costas y la destrucción de propiedades, va mucho más allá y tiene un impacto social, económico y alimentario significativo. De lo que se trata es de la desaparición de las playas, componente fundamental del sector turístico y de vivienda para muchos; daños a propiedades de uso comercial-turístico y residencial; inundaciones continuas en áreas cercanas a la costa y ríos; y eventual desaparición de componentes vitales de nuestra infraestructura como aeropuertos, plantas de tratamiento y plantas de generación de energía construidas cerca del mar. Esto sin olvidarnos del impacto devastador de sequías y huracanes en la vida, propiedad y alimentos de nuestra gente.

Por eso es necesario un plan de trabajo que arranque con una moratoria en la construcción en áreas cercanas al mar o inundables. Segundo, fortalecer y de una vez por todas respetar y hacer cumplir el Plan de Uso de Terrenos; tercero, establecer un plan detallado para relocalizar los componentes de nuestra infraestructura que estén en peligro. Es necesario completar los estudios sobre posibles medidas de mitigación de la erosión y establecer un plan de trabajo y los fondos para atenderlo. Finalmente, tenemos que establecer el marco legal y de incentivos para reducir el uso de material dañino al ambiente y convertir el reciclaje en algo rentable. Si no hacemos esto, podríamos quedarnos sin isla donde vivir. 

Nota de la editora: Esta es la primera publicación de columnas escritas por aspirantes a cargos electivos, en respuesta a preguntas ciudadanas sobre sus propuestas para resolver problemas de Puerto Rico, de cara a las próximas elecciones generales.

Otras columnas de Juan Zaragoza

lunes, 28 de octubre de 2019

Las taquillas de Miranda

Juan Zaragoza expresa que el servicio público ha caído en un lodazal de presiones, requisitos e influencias mediante la contratación gubernamental

jueves, 26 de septiembre de 2019

Isla de festines contributivos

Detrás de cada trato preferencial existe algún grupo que se beneficia y al cual no le conviene que se sepa el costo de su beneficio, advierte Juan Zaragpza

jueves, 12 de septiembre de 2019

Un balde de agua fría en la capital federal

Juan Zaragoza advierte que la gobernadora Wanda Vázquez recibió una desagradable sorpresa en su reunión con funcionarios del Tesoro federal en Washington.

💬Ver 0 comentarios