Emilio Pantojas García

Punto de vista

Por Emilio Pantojas García
💬 0

Una nueva forma de hacer política

Así como repetimos que hay un antes y un después de María, hay un antes y un después de julio de 2019. El “gobierno provisional” que regirá hasta diciembre de 2020 se comporta de manera circunspecta y consultiva. Los partidos tradicionales y la kakistocracia que los dirige guardan el silencio de quien está asustado o hablan parcamente. Las protestas populares prevalecen como nunca, sea en la huelga de una empresa de limpieza de uniformes o en la reconsideración de la fianza de un acusado de homicidio que se sospecha recibió trato favorable por influencia política. 

Comienza a surgir una nueva forma de hacer política. El pasado domingo, 8 de agosto, asistí por primera vez en mi vida a la asamblea general de un partido político. Estuve allí con “mis ojos” y mi intuición de sociólogo, pero también como participante. No solo observé, sino que participé del proceso de forjar un nuevo instrumento político que articule las nuevas aspiraciones y maneras de hacer política luego de la “insurrección popular pacífica” de julio de 2019. 

A ningún científico social serio le cabe duda de que las protestas de hace poco más de un mes fueron una insurrección exitosa. Decenas de miles de ciudadanos tomaron pacíficamente las calles y lograron derrocar al gobernador más corrupto de la historia y reconfigurar el gobierno utilizando nuevas formas de hacer política

Reeditada por el pueblo de Hong Kong en su exitosa lucha contra la ley de extradición, esta nueva forma de insurrección popular pacífica se caracteriza por la protesta masiva en las calles de grupos sociales desafectos de la política tradicional.  Estos grupos son “autoconvocados” y “dirigidos” a partir de “nuevas identidades” (los motoristas del Rey Charlie, deportistas acuáticos, reguetoneros) por una pluralidad de líderes y organizaciones no politizadas hasta el momento de su movilización. Este naciente fenómeno de movilizaciones populares espontáneas utiliza, además, las redes sociales como medio principal de comunicación y coordinación. 

La pregunta, que a la vez es amenaza para los líderes de gobiernos y de partidos tradicionales, es qué fuerza sociopolítica puede surgir de estos movimientos espontáneos. La respuesta en Puerto Rico es el incipiente Movimiento Victoria Ciudadana. El MVC no es una organización tradicional. Su cara política está marcada por jóvenes que advinieron a la política por vías no tradicionales, como la candidatura independiente a la gobernación de Alexandra Lúgaro. También se coaligan en este movimiento de nuevo cuño, “estadoístas de izquierda” (e.g., seguidores de Bernie Sanders), grupos LGBTT, ambientalistas, de base comunitaria y otros. 

Muñoz habría llamado al MVC una “mogolla”, pero esos tiempos pasaron. Asimismo, están pasando los tiempos de la alternancia de la kakistocracia corrupta que no logra reelegir un gobernador/a desde las elecciones del 2000. Surge, entonces, esta nueva alternativa. En su primera asamblea general reunieron 651 personas de 49 pueblos y aprobaron con éxito un programa que plantea el gran reto de hacer política de una nueva manera. No se eligieron allí comisarios de barrio, ni candidatos a puestos para “robar y repartir”. Se plantearon nuevas maneras de incorporar a la política ese pueblo desafecto, marginado por las maquinarias de poder. Una red de redes será el eje de esta nueva organización. Articulará las voces hasta ahora silenciadas por la kakistocracia bipartita. Estamos a las puertas de una nueva era.


Otras columnas de Emilio Pantojas García

miércoles, 20 de noviembre de 2019

La candidata Lúgaro

Su verticalidad y transparencia la hacen atractiva a decenas de miles de jóvenes y de otras personas cansadas de la demagogia y la falta de transparencia de los políticos de carrera, escribe Emilio Pantojas

martes, 5 de noviembre de 2019

Para que nada cambie en nuestra crisis política

A un año de las elecciones ya se perfila una clara división en la contienda electoral: el régimen antiguo de la partidocracia versus un cambio radical, de acuerdo con Emilio Pantojas García

💬Ver 0 comentarios