Ricardo Ramos

Tribuna Invitada

Por Ricardo Ramos
💬 0

Una nueva luz al amanecer

Los acontecimientos que ha vivido Puerto Rico en los últimos meses nos obligan a hacer un alto en nuestra rutina diaria para reflexionar sobre la importancia de solidarizarnos con las necesidades y las situaciones difíciles que afectan el bienestar de todos los que habitamos en esta Isla.

Reconocemos que tenemos limitaciones y retos que ocupan gran parte de nuestro tiempo para lograr las metas que nos hemos propuesto. Por ejemplo, transformar el sistema eléctrico de manera que nos permita ofrecer un servicio confiable que contribuya a fomentar el desarrollo económico y a mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo.

En ese sentido vamos a modernizar las centrales generatrices, así como la infraestructura eléctrica que incluye las líneas de transmisión, subestaciones y líneas de distribución.  Esto nos permitirá contar con una red eléctrica moderna, resistente a los embates de la naturaleza y confiable.

Para alcanzar estos resultados, estamos tomando una serie de medidas administrativas y operacionales dirigidas a aumentar la eficiencia de nuestros recursos para ponerlos al servicio del pueblo.

Somos conscientes de que tenemos una gran responsabilidad sobre nuestros hombros y el firme compromiso de continuar trabajando para asegurar el cumplimento de nuestras metas.  Estamos seguros que lo vamos a lograr independientemente de los obstáculos momentáneos que se nos puedan presentar en el camino.

En este esfuerzo contamos con un extraordinario equipo de trabajo que diligentemente está dispuesto a dar lo mejor de sí para devolverle la esperanza a todos los puertorriqueños.

Nuestra corporación pública es parte de una estructura gubernamental que responde a los reclamos de los ciudadanos y comparte responsabilidades con otras instrumentalidades del gobierno, por lo que nos corresponde hacer realidad las propuestas de desarrollo que contempla el Plan para Puerto Rico.

Es momento de colaboración y de entender que lo primordial es conservar la vida y proteger la familia, dejando a un segundo plano los asuntos que nos dividen.  Necesitamos unidad de propósito para levantarnos nuevamente y retomar las riendas de nuestras vidas de cara al futuro.

Hablamos de un futuro lleno de expectativas que nos permitirá trazar una ruta de renovación total para llevar a un nivel superior la infraestructura eléctrica de Puerto Rico. La gesta histórica que vamos a retomar será nuestra contribución a ésta y futuras generaciones por venir que contarán con un sistema eléctrico robusto, eficiente y de calibre mundial.

No estamos solos. Ya iniciamos las gestiones para reforzar el personal técnico con la ayuda de compañías locales y de otras jurisdicciones de Estados Unidos continentales que, tan pronto las condiciones del tiempo lo permitan, saldrá por ciudades y campos a levantar las líneas del tendido eléctrico para comenzar a movernos nuevamente y devolverle la esperanza a nuestro pueblo.

💬Ver 0 comentarios