Nilsa Pietri Castellón

Punto de vista

Por Nilsa Pietri Castellón
💬 0

Una ofensa a Puerto Rico

Se burlan de personalidades fallecidas, conspiran para descarrilar asuntos medulares, usan lenguaje sexista y soez contra mujeres de la política y de la prensa, planifican acciones partidistas en tiempo pagado con fondos públicos.

El chat del gobernador Ricardo Rosselló Nevares y su círculo íntimo de colaboradores nada tiene que ver con la gestión gubernamental que los ciudadanos esperan. Parece más bien la tertulia de un grupete de chamaquitos imberbes, maleducados, desconsiderados e irrespetuosos que se dedican demasiado a perder el tiempo.

Pero no lo son. Tres días de revelaciones chocantes han sido suficientes para entender que unos inconscientes han estado al mando de un país con sus finanzas en quiebra, a medias su recuperación de un huracán que dejó más de 4,000 muertos y una emigración masiva y forzosa de miles de familias, con la salud de la gente en precario, la educación de los niños al garete y la seguridad de todos amenazada.

Leer las 889 páginas del chat que Rosselló Nevares y sus amiguetes han protagonizado a través del sistema de mensajería Telegram resulta un ejercicio duro. Es difícil seguirlo, pero más lo es digerir un comportamiento tan ofensivo para el país.

Comprobar cómo trivializan sobre la muerte del dirigente independentista Carlos Gallisá —alguno propone izar “a un cuarto de asta” las banderas por “seis horas”— sería suficiente para conocer el carácter de los integrantes del grupo.

Pero ellos van más allá, mucho más, e insultan a mujeres —tanto políticas como periodistas—; hacen comentarios homófobos sobre adversarios; conspiran para “meterle mano” al ahora ex monitor federal de la reforma de la Policía, Arnaldo Claudio, y viven obsesionados con manipular la opinión pública en redes sociales.

Sorprende el grado de involucramiento del propio Rosselló Nevares en el tema de las redes sociales, sobre todo porque no es una participación al estilo del presidente Donald Trump en Twitter, sino una presencia velada, un poco a escondidas, alejada por completo de los tuits sobre asuntos públicos que también suele publicar.

De la lectura de algunos segmentos se puede deducir que Rosselló Nevares disfruta preparando escenas para enaltecer sus actuaciones y hacer lucir mal a sus contrincantes. Paga —con fondos públicos, por supuesto— a los miembros del grupo que maneja su imagen, como Edwin Miranda, Carlos Bermúdez, Rafael Cerame y  Ramón Rosario, pero se involucra personalmente en la planificación y la ejecución de las ideas.

Nunca antes en la historia moderna un gobernador de Puerto Rico se había visto en una situación tan comprometida, sin que olvidemos los tiempos álgidos del caso del Cerro Maravilla por los que transitó Carlos Romero Barceló, ni los funcionarios de Pedro Rosselló que terminaron presos, y tampoco las acusaciones federales de las que finalmente resultó absuelto Aníbal Acevedo Vilá.

Rosselló Nevares no es el primer gobernador al que se le pide la renuncia por sus actuaciones. Pero es el primero que tiene que hacer frente a un reclamo de dimisión tan amplio que incluye a dirigentes de su propio partido considerados hasta ahora leales a su liderato.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien se ha distinguido durante años por su verbo agresivo, le dio el viernes el beneficio de la duda a Rosselló Nevares, pero el sábado, tras conocerse la totalidad del chat de Telegram, dijo que “todos” los integrantes del grupo —lo que incluiría al gobernador— “se tienen que ir”.

Lo que parece a cada momento más probable es que una salida del gobernador y sus amigos no garantizará que quede impune su comportamiento,  pues ya surgen indicios de acciones que podrían prosperar en los tribunales. Las casi 900 páginas del chat son en realidad una  confesión firmada.

Otras columnas de Nilsa Pietri Castellón

martes, 3 de diciembre de 2019

El PNP: fantasmas y realidad

En la cúpula del PNP se mantienen los dedos cruzados con la esperanza de que Rosselló Nevares siga sin aparecer en la contienda y que Vázquez pronto desaparezca del panorama electoral, dice Nilsa Pietri Castellón

jueves, 7 de noviembre de 2019

El factor de los inconformes

Al analizar La Encuesta de El Nuevo Día, la periodista Nilsa Pietri expone que el verano del 20 definirá el rumbo del PPD, pero tendremos que esperar al otoño para saber si los inconformes de ahora ya no lo son tanto

jueves, 10 de octubre de 2019

Tiempos de cambio y esperanza

De acuerdo con Nilsa Pietri Castellón, los partidos y los candidatos que compitan en 2020 deberán entender que después del verano del 19, los ciudadanos no se conformarán con sonrisas y promesas vacías

martes, 1 de octubre de 2019

Se busca un líder en el PPD

El PPD no tiene líder, pero no es por falta de aspirantes sino porque quienes interesan la candidatura a la gobernación están distanciados entre sí y parecen incapaces de ceder, según Nilsa Pietri Castellón

💬Ver 0 comentarios