Iraelia Pernas

Punto de vista

Por Iraelia Pernas
💬 0

Una póliza comercial adecuada tras los sismos

Tras los sismos que han estado afectándonos, muchos comerciantes se preguntan qué protecciones pueden obtener a través de un seguro para salvaguardar su negocio. La selección adecuada y oportuna de un seguro es imprescindible, máxime cuando consideramos que los terremotos ocurren sin aviso alguno.

En la Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (ACODESE) consideramos que la orientación sobre estos temas es fundamental. La póliza utilizada para asegurar los negocios es una póliza comercial. No todas las pólizas comerciales son iguales, pues varían de acuerdo al tipo de negocio, las propiedades que le componen y la exposición a los distintos riesgos que pueda tener. Igualmente, la póliza comercial contiene cubiertas limitadas, o cubiertas que abarcan más propiedades y riesgos propios del negocio.   

Lo importante es que el dueño de negocio seleccione un representante autorizado o productor, popularmente conocidos como agente de seguros o corredor de seguros, para que le ayude a identificar las cubiertas que necesita. Debe requerir del productor que le explique las declaraciones de la póliza, cuáles son los deducibles de cada cubierta, la penalidad del coaseguro, así como las situaciones que no están cubiertas.

Se alega que las pólizas comerciales son voluminosas y que su lectura no es un proceso sencillo. El deber del representante autorizado o productor es identificar con el asegurado los riesgos a los que está expuesto el negocio, y la cantidad de cubierta que se necesita comprar para que los bienes estén debidamente asegurados. Ese profesional de seguros debe repasar con su cliente cuáles son los límites máximos de los distintos riesgos a los que está expuesto su negocio, los deducibles que se aplicarán para cada cubierta, qué situaciones no están cubiertas y explicarle la cláusula de penalidad por coaseguro. Así se podrá determinar si deben aumentarse los límites de algunas cubiertas o si se tiene un seguro adecuado.  

Otros se preguntan cuánto pagaría el asegurador en caso de que se pierda el negocio a causa de un terremoto. La cantidad que se le pagará va a depender de las cubiertas que se hayan adquirido. A modo de ejemplo, si en las Declaraciones de la póliza se indica que el valor del edificio donde ubica el negocio tiene un valor de $250,000 y ése es el valor del edificio, solo se le aplicará el valor de deducible establecido en las Declaraciones de la póliza, el cual para el riesgo de terremoto podría fluctuar entre un 5% a un 10% del valor de la propiedad. Este deducible se le aplicará al valor de la pérdida. Dependiendo del tipo de negocio, la póliza comercial podría contener otras cubiertas añadidas a la póliza original tales como, interrupción de negocio, a las que pueden aplicar otros deducibles o condiciones.  

Es importante que revise su póliza para saber qué cubiertas tiene su negocio y qué condiciones, así como qué exclusiones se establecen para cada una de las cubiertas adquiridas. De no contar con la protección de un seguro comercial, consulte cuanto antes a un representante autorizado o productor y oriéntese sobre las alternativas disponibles. 

Otras columnas de Iraelia Pernas

💬Ver 0 comentarios