José M. Medina Montes

Punto de vista

Por José M. Medina Montes
💬 0

¿Una revolución empresarial?

La Business Roundtable, entidad sin fines de lucro que agrupa a cerca de 200 presidentes y gerentes generales de grandes empresas americanas, se reunió el pasado 19 de agosto. Hizo una nueva “Declaración sobre el propósito de la empresa”, que supone un giro grande en el modo de entender la actividad empresarial, en contraste con declaraciones de décadas atrás. Estas insistían en que los directivos empresariales debían maximizar las ganancias de sus accionistas.

No hay que ver esto como egoísmo, afirma A. Argandoña, profesor emérito del IESE Business School, en un análisis en Aceprensa. Alude a una tesis económica que sostiene que, bajo ciertas condiciones, si las empresas maximizan sus ganancias, el resultado será óptimo para toda la sociedad. El problema es, dice, que esas ciertas condiciones no suelen cumplirse.

En la nueva Declaración, la Business Roundtable ha tenido en cuenta todos los actores de la actividad empresarial. Reconociendo que está bien procurar que los accionistas reciban remuneración adecuada por el riesgo de sus inversiones, se percataron de que debemos “crear valor para nuestros clientes. Invertir en nuestros empleados, tratar con justicia a nuestros suplidores, sostener a nuestras comunidades y generar valor a largo plazo para nuestros accionistas”.

La nueva Declaración reconoce la importancia de la Responsabilidad Social de las Empresas, entendida en sentido abarcador, lo que hasta ahora no lo habían hecho. Creo que en Puerto Rico hay más sensibilidad al respecto.

No se trata de que las empresas no tengan ganancias sino de que conseguirlas no sea su única finalidad. Se ha comparado las ganancias con respirar: sin respirar no podemos vivir, pero respirar no es la única actividad humana.

La primera de las cinco funciones que suelo atribuir a la empresa es contribuir al desarrollo integral de los laboran en ella, haciendo la vida de trabajo más humana. Las ganancias no las obvio, pero las pongo en quinto lugar. El profesor Argandoña piensa que la reciente Declaración podría quedarse en palabras bonitas. Pero podrían convertirse en el comienzo de una revolución empresarial. Ojalá lo sea.

Otras columnas de José M. Medina Montes

viernes, 6 de diciembre de 2019

Lo moderno es tener más hijos

Una conclusión de un reciente estudio internacional puede ser que el desarrollo trae consigo mayor libertad para optar por los hijos, plantea José M. Medina Montes

💬Ver 0 comentarios