Emilio Pantojas García

Tribuna Invitada

Por Emilio Pantojas García
💬 0

Una ruta con un plan escondido

Luego de leer dos veces el mensaje del gobernador Ricardo Rosselló Nevares la única conclusión posible era que había presentado una ruta sin un plan claro. Parecía una ruta alterna a la de la Junta de Supervisión Fiscal, aunque ambas conducirían al mismo lugar, el rescate de las finanzas públicas y el colapso de la economía.

El Fondo Monetario Internacional, que se encarga de diseñar planes de ajuste fiscal y estructural para el mundo, impone condiciones parecidas a las de la Junta, pero allega fondos de emergencia para permitir el funcionamiento y eventual recuperación económica de los países donde interviene. La Junta en la Isla impone condiciones, pero no trae ni un solo centavo para mantener el gobierno a flote. 

El Gobernador nos informó, por si no lo sabíamos, que si se hace lo que la Junta indica el producto bruto del País caerá por un precipicio, 17.5%. Este tipo de caída sólo se da en países en guerra. Procedió entonces a proponer la ruta alterna que consistiría de: No aumentar el IVU a 22%, pero mejorar la captación, mantener el impuesto a las foráneas por los próximos 10 años, eliminar incentivos contributivos obsoletos y una reforma contributiva que reduzca las tasas, lo que reduciría la evasión contributiva y aumentaría los recaudos. En el camino de esta ruta se integrarían la reforma laboral, la de permisos, la energética y la reestructuración del gobierno. Esto produciría recaudos nuevos de $800 millones, llegando a los $1,600 millones que puso la Junta como meta.

Para recortar los $1,600 millones en gastos, principalmente en salud, la UPR y pensiones, se tomarán otras medias. Se reducirá y hará más eficiente el gobierno, llevando el número de agencias de 131 a 35, pero sin despidos. Se reducirán los subsidios a los municipios por $750 millones, se aumentarán los impuestos a la propiedad y se dará acceso a los municipios a estos fondos, a la vez que se regionalizarán los servicios municipales. La regionalización dará acceso a fondos federales nuevos. En salud se generarán ahorros poniendo a competir a las aseguradoras por clientes. Los individuos escogerán la aseguradora y se infiere que se eliminará la división de contratos por regiones. Este nuevo modelo reducirá el costo y logrará ahorros de $550 millones. Aunque no se alcanza la meta de $1,000 millones y no se pedirán fondos federales, se aspira a la justicia (¿paridad?) federal en programas de salud. En las pensiones habrá recortes para las “Cadillac” y se aumentarán las contribuciones de los que más ingresos tengan. Finalmente, el Gobernador nos dijo que la Universidad ha conseguido ahorros de cerca de $200 millones y ofreció el apoyo del gobierno, pero no dijo si insistirá en la meta de $300 millones en dos años.

Los números no cuadraban. Pero a la media noche, la hora preferida de Ricky para dar golpes de mano, apareció el verdadero plan, el de cumplimiento con la Junta.  Un aumento en el impuesto a la propiedad se propone cuando las propiedades residenciales han perdido en promedio 30% de su valor. No se dice si el aumento en las tasas se ajustaría a los valores depreciados. El plan de salud “centrado en el paciente” recortará cubiertas. Se aumentará el coso del marbete y el seguro de la AACA.  Asimismo, se le pide a los empleados públicos que aumenten sus contribuciones a un sistema de retiro quebrado. Si las proyecciones funcionan la economía no crecerá sino que se contraerá ¡sólo un 1.6%! Estos números sólo cuadran si se acepta que el impacto de las reformas propuestas será el proyectado. Sin embargo, la experiencia nos dice que las proyecciones del gobierno y sus economistas tienen una alta probabilidad de fallar. Nos dijeron que había dinero para pagar la deuda, y nunca lo hubo. Pero si usted cree en estas promesas, compre bonos de Puerto Rico cuando el país regrese al mercado. 

Otras columnas de Emilio Pantojas García

sábado, 30 de junio de 2018

Asolados y desolados

El profesor Emilio Pantojas expone que los más vulnerables son realmente ciudadanos desamparados, abandonados a su suerte por el gobierno y los “contratistas” del gobierno.

💬Ver 0 comentarios