Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

Una tragedia en Cayey

Ochenta años tenía, y a lo mejor soñó para él y su viejita una ancianidad feliz, viendo pasar las tardes desde la mecedora de enea, tomando café, conversando, cultivando la tierra en la medida que lo permitieran sus fuerzas. Pero el Alzheimer se cruzó en el camino de su viejita, que comenzó a confundir los nombres y las caras, los objetos y para qué se usan.

De repente, una extraña salió de aquel rostro querido, una extraña que podía tornarse hostil o melancólica o exasperante o todas las anteriores. Sin transición. Y ya nunca más las noches fueron para dormir porque puede, no sé que se levante y se vaya y un carro le dé un golpe, que se pierda, como se pierden tantos, que no saben decir cómo se llaman, ni dónde viven y no, él no tiene dinero para comprar eso que anuncian, un brazalete, creo, por si acaso ella se perdiera algún día, que alguien se la regrese.

Y a pesar de que esa extraña, no es ella, la mujer que amó, esa usurpadora es también su responsabilidad, porque a veces cree encontrar allá en el fondo de sus ojos vacíos, un reflejo de luz cuando dice su nombre. Y por ese reflejo se calla. En todo eso piensa en las noches eternas. No llega ni el sueño, ni el dinero para fin de mes, ni la ayuda que se ha cansado de pedirle a Dios, un Dios que no lo escucha, que le mandó una carga más grande que sus fuerzas, Dios me perdone.

Según el gobierno, aunque no tiene suficiente dinero para vivir, tiene demasiado para recibir ayuda. Todas las mañanas, observa a sus hijos pacientes de salud mental, sus hijos que dependen de él. La carga de sus vidas sobre sus hombros, unos hombros frágiles que ya no aguantan tanto peso. Una tragedia.

La indiferencia general. Los que no estuvieron para ayudar, cobrarán la herencia.

Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 6 de febrero de 2019

Adiós a La Casa

La escritora Rosa Mercado reflexiona sobre la vida en la casa a cuya venta se enfrenta tras la partida de sus padres

miércoles, 2 de enero de 2019

Déjà vu

Rosa Mercado comparte el dilema reiterado que con frecuencia implican las resoluciones de año nuevo

sábado, 29 de diciembre de 2018

Diciembre

Rosa Mercado reflexiona sobre como en diciembre llegan, en estampida, los recuerdos de otras navidades, que vistas desde la añoranza nos parecieron perfectas

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Columpios en Dallas

La escritora Rosa Mercado evoca los juegos de su niñez, a la distancia, sin la compañía de sus primas

💬Ver 0 comentarios