Brenda Torres Barreto

Punto de Vista

Por Brenda Torres Barreto
💬 0

Un ecosistema sano es crítico para la recuperación

Si desea conocer cómo se relacionan una familia de manatíes, 11 millones de visitantes y los bienes importados a la Isla, sepa que todos utilizan, de manera crítica, la misma infraestructura natural: la Bahía de San Juan y el ecosistema estuarino de la región metropolitana de Puerto Rico. 

La relación entre ecosistemas sanos y la economía fue referenciada en varias ocasiones por congresistas de Estados Unidos durante las vistas del proyecto de la Cámara Baja federal 4044, titulado Protección y Restauración de los Estuarios de Estados Unidos.

Este proyecto, según aprobado, reautoriza $300 millones para continuar apoyando los programas nacionales de estuarios por los próximos seis años. La medida reconoce el papel fundamental de estos programas en los esfuerzos de mitigación y adaptación en zonas costeras.  

Entre los congresistas que favorecieron la medida estuvo la comisionada residente Jenniffer González, pues uno de los 28 estuarios de importancia nacional es el Estuario de la Bahía de San Juan. Al deponer, la comisionada presentó los atributos ecológicos e importancia económica del estuario para su distrito.

Defender a nivel congresional estos mecanismos de apoyo para Puerto Rico es sumamente importante. Esta gestión tiende a ser efectiva, en la medida en que se traduce en acciones locales. 

Con el empuje que trae la aprobación de estos fondos, el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan – que opera desde una plataforma privada y sin fines de lucro – puede continuar promoviendo su agenda de restauración a través de proyectos concretos.

Sin embargo, su alcance logra solo una parte de los proyectos que se necesitan. La acción por parte del gobierno central es fundamental para completarlos. Como primer paso, puede invertir fondos asignados a la recuperación en proyectos científicamente probados y en espera de ser financiados.

La relocalización y construcción de nuevas viviendas que cumplan con los códigos de construcción, la construcción de infraestructura sostenible y el dragado en el Caño Martín Peña son tres de las 67 acciones críticas establecidas en el plan de restauración del Estuario. 

De no invertir en estos proyectos críticos:  (1) los residentes y visitantes de toda el área metropolitana continuarán expuestos a inundaciones; (2) las aguas del sistema del Estuario no fluirán y sus sistemas de mangles no filtrarán escorrentías pluviales que llegan a las costas; (3) la bahía, muelles y puertos estarán propensos a degradación y sedimentación; (4) el aeropuerto Luis Muñoz Marín continuará lidiando con sus inundaciones recurrentes en las pistas e incumplirá con los estándares internacionales de seguridad. Esto impactará el bienestar social, la salud del ecosistema del Estuario, la salud pública y la estabilidad económica del país. En fin, no invertir en estos proyectos críticos creará un escollo a la llamada resiliencia de Puerto Rico.  

Por lo tanto, todo proyecto defendido a nivel congresional debe ser igualmente apoyado por decisiones de política pública local. En específico, con los fondos asignados bajo el Programa de Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres. Al contar con los recursos económicos, solo queda poner voluntad y enfoque en las soluciones delineadas.

Otras columnas de Brenda Torres Barreto

martes, 21 de enero de 2020

Ecosystems: An Essential Part of Resilience

“It is imperative that the benefits these natural protected areas provide are included in the overall equation to achieve Puerto Rico's resilience”, writes Brenda Torres Barreto

jueves, 16 de enero de 2020

Los ecosistemas son fundamentales para la resiliencia

Es imperativo que en la ecuación para lograr alcanzar la resiliencia de Puerto Rico se incluyan los servicios ecosistémicos que proveen estas áreas naturales protegidas, plantea Brenda Torres Barreto

martes, 7 de enero de 2020

Nuestras acciones conviven con la naturaleza

Para lograr sana convivencia urgen decisiones sobre el uso de terrenos que tomen en cuenta su entorno al momento de construir y repensar nuestra Isla, señala Brenda Torres, directora del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan

💬Ver 0 comentarios