Benjamín Morales

El Catalejo

Por Benjamín Morales
💬 0

Un gobierno que se hunde

He pasado las últimas tres semanas en Puerto Rico, alimentándome de un poco de energía patria para luego continuar en el autoimpuesto exilio cubano que me ha tocado vivir por casi dos años.

Gracias a Dios que existen la familia y los amigos para cumplir con esa labor, porque cuando uno comienza a absorber el denso ambiente que permea en el país, queda al borde de la depresión.

Y es nuestro gobierno, el elegido por la mayoría de los votantes, el mayor responsable de ese clima de desasosiego colectivo que reina en esta bendita isla.

La actual administración se ha hundido en la incompetencia y la posibilidad de que tenga la capacidad de levantar a Puerto Rico del total colapso en que anda sumido es prácticamente nula. Simplemente no cuenta con un plan estratégico y no tiene capacidad alguna de ejecución, lo cual ha provocado unos niveles de improvisación errónea que parecen sacados de un manual para la ingobernabilidad.

Ya van cuatro meses del huracán María, ¡cuatro meses! No se sabe a ciencia cierta cuánta gente tiene luz en el país, que se ve encendido en muchas zonas, pero la verdad es que la gran mayoría son generadores que pagan los ciudadanos por cuenta propia, sobre todo en la ruralía.

Ni siquiera han podido definir cuántos muertos hubo en la emergencia y se han conseguido la peor huelga no convocada de policías de la cual se haya tenido registro en años recientes.

En el medio, las gestiones frente al gobierno estadounidense, el cual se supone sea el mayor socio de la actual administración, colapsan una y otra vez, mientras el gobernador Ricardo Rosselló, la comisionada residente Jenniffer González y los presidentes legislativos, Johnny Méndez y Thomas Rivera Schatz, se matan entre ellos sin lograr articular una agenda común libre de intereses electorales personales y centrada en lo que es importante: Puerto Rico.

A eso se suman casos escandalosos de acoso sexual, propuestas absurdas de corte social que parecen desconectadas de la realidad y la insistencia en hacer creer que existe una normalidad que no es tangible.

¿Cómo es que un gobierno se sume en tales niveles de ineficiencia?

Es cierto que nadie, nadie, está listo para un desastre natural como el que afectó a Puerto Rico, pero una cosa es no estar listo y otra es la capacidad de organizarse para enfrentar la emergencia, o sea, la capacidad de respuesta.

Creo que el meollo de todo este asunto se centra en que dos o tres con guille de listos en el gobierno trataron de inflar los números para tomarle el pelo a los americanos y poder así pagar parte de la deuda, solventar los daños de María y tener un enorme barril de tocino para hacer campaña de cara a las elecciones generales de 2020. Por eso el descuadre en las cifras entre los de aquí y los de allá.

Como el plan no les salió, pues la cosa se ha puesto pelúa y quienes descansaron en esa ruta se quedaron sin la más mínima idea de qué hacer ante el desastre mayúsculo provocado por María.

Mientras, unos cuantos empezaron a clamar al norte por ayuda, esperando que los salvadores llegaran, pero aquellos ni se inmutaron, probablemente ofendidos por los estimados subidos de cifras que recibieron en un inicio.

Y entonces, unos pocos intentaban hacer algo genuino, tratar de resolver con lo que hay, sin esperar porque algún Súperman venga a rescatarlos. Pero ellos se dieron cuenta de que la quiebra de Puerto Rico es un hecho constatable, que estamos bajo sindicatura, y que alimentar el conformismo y la resiliencia es el mejor camino para evitar una revuelta popular.

Este es un gobierno que se hunde y con él lo que queda en el país. Ojalá el barco salga a flote, porque no nos queda otra, ya que por allá por el norte no hay intención alguna de tirarnos un salvavidas que nos salve del naufragio.

Otras columnas de Benjamín Morales

sábado, 14 de julio de 2018

Daños autoinfligidos en Cuba

El periodista Benjamín Morales Meléndez explica las dificultades que han tenido en Cuba los negocios cuentapropistas

sábado, 23 de junio de 2018

La impunidad

El periodista Benjamín Morales expone que es hora de que el gobierno deje de escudarse en subterfugios políticos en torno a las muertes producto del huracán María y reclama que no impere la impunidad ante los graves fallos que propiciaron tantos decesos

sábado, 26 de mayo de 2018

Un accidente, muchas dudas

El periodista Benjamín Morales argumenta sobre la tragedia aérea de la nave 727-200 fletada por la empresa Cubana de Aviación a la aerolínea mexicana “Damojh Global Air” y las interrogantes por contestar sobre lo ocurrido el 18 de mayo de 2018

sábado, 12 de mayo de 2018

La ineficiencia de la desigualdad

Benjamín Morales analiza un discurso principal presentado en la reunión bienal de la Comisión Económica para América Latina sobre la necesidad de cerrar la brecha de la desigualdad como opción de una humanidad más productiva

💬Ver 0 comentarios