Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

Un hombre que no fue

Era una de esas series que te atrapaba si te dejabas, una de esas series estadounidenses que se transmitían en los sesenta y setenta, con todos los indicios de innovación y modernidad.

Esta —particularmente esta— había capturado la imaginación de mi padre y la mía, porque en fondo y forma se diferenciaba de todo lo anteriormente presentado en la caja mágica.

Mi padre la había bautizado “El astuto bruto” porque uno de los protagonistas, Robert Culp, intentaba y a veces no podía con las peripecias de su coprotagonista y con los viajes y aventuras en las que se involucraban. Eran un dúo para la historia y la memoria.

Y ahí la historia comenzó para aquel fornido e impredecible coprotagonista. Semana tras semana se salían con la suya. Aventuras e ingenio. Risas…Esa fue la primera vez que semana tras semana vi en televisión a Bill Cosby. La primera vez que se ve a alguien queda grabada en la memoria.

No responde esta ocasión a la nostalgia o a la antigua admiración por su primera serie, “I Spy”, ni a la presente decepción. Responde al hecho de saber ya como algo, alguien, se cae en pedacitos, se destruye frente a los ojos de todos, se inmola sin saberlo por sus crueldades antes ocultas y ya sabidas.

Décadas después de aquella serie, todos lo conocían por su mega éxito “The Cosby Show” y por sus presentaciones personales y álbumes de comedia. Desde esas plataformas se erigió conscientemente como el súper papá con súper poderes de juicio y tolerancia.

Ahora, desde ayer, desde ese encuentro inevitable con el pasado, comienzan los borrones a su memoria y la realidad de sus acciones intolerables.

¿Qué hacer ahora con lo sabido y antes escondido? Compaginar las versiones de una sola persona es siempre difícil, pero la realidad judicial se impone. Hace tiempo viajaban los rumores. Ahora no hay tiempo para nostalgias.

Ya no hay dudas. Ni risas. Es el final de un hombre que no fue.

Otras columnas de Félix Jiménez

viernes, 15 de marzo de 2019

Cajitas de magia

El escritor Félix Jiménez expone que las ilusiones perdidas tienen una larga media vida, y la pena que sigue es imposible de calibrar

sábado, 23 de febrero de 2019

La islita bonita

Félix Jiménez relata la dura cotidianidad de un viequense, quien al igual que el resto de los moradores de las islas municipio, está a merced de la incertidumbre de una lancha para moverse y sobrevivir

sábado, 9 de febrero de 2019

El curioso ombligo

Félix Jiménez reflexiona sobre el desinterés por conocer y entender lo que se vive hoy en países cercanos y distantes

viernes, 25 de enero de 2019

Caracas

Félix Jiménez alude nostálgico a Caracas, justo cuando Venezuela vive un álgido choque político en desafío a la presidencia de Nicolás Maduro

💬Ver 0 comentarios