Luis Vega Ramos

Tribuna invitada

Por Luis Vega Ramos
💬 0

Único camino para Puerto Rico

E l año 2015 ha sido difícil para Puerto Rico. La crisis fiscal y las demandas irrazonables de los bonistas nos ahogan. En las últimas semanas, tras acciones y omisiones de las tres ramas del gobierno federal, el tema fiscal se ha convertido en el de status. La realidad nos da en la cara. Estados Unidos no hace mucho por ayudarmos. El actual Estado Libre Asociado (ELA) ya no posee suficientes herramientas para movernos adelante.

Al Partido Popular Democrático (PPD) esta coyuntura le presenta un reto y una oportunidad. Hay que enfrentarlos con la consigna de Doña Inés: ¡Sin miedo!

Veamos.

A pesar de tener autoridad, el presidente Barack Obama no da instrucciones al secretario del Tesoro para tomar medidas transitorias que alivien nuestro fisco y lleven a los bonistas a negociar. En el Senado estadounidense en vez de ayudar, nos quieren imponer una junta de control federal que ignora la Constitución de 1952 y nos retorna a la Ley Foraker. En la Cámara federal proponen algo similar, pero con lenguaje menos ofensivo. En Puerto Rico, Ricky Rosselló y Jenniffer González insinúan autoría intelectual de estas atrocidades hechas a la medida de los bonistas.

Los tribunales federales aún no nos reconocen facultad para adoptar una ley criolla de reestructuración. Recientemente, el Tribunal Supremo federal aceptó revisar una decisión del Supremo de Puerto Rico en la que éste concluye que el ELA no tiene ninguna soberanía, ni siquiera para procesar a los delincuentes si los federales ya lo han hecho. Concluye que el ELA es sólo una extensión de la autoridad federal en Puerto Rico bajo la Cláusula Territorial.

El Departamento de Justicia de Obama recién ha sometido un escrito en dicho caso afirmando que: “Puerto Rico se mantiene como un territorio bajo nuestro sistema constitucional. Puerto Rico no posee soberanía independiente de la de Estados Unidos”.

El gobernador Alejandro García Padilla ha escrito a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunciando esta expresión judicial de Obama, pero la querella internacional ante la declaración de pleno sometimiento territorial ya no es suficiente. Para prosperar, los puertorriqueños tenemos que rebasar la Cláusula Territorial.

David Bernier, entrante presidente del PPD, empezó bien. Al radicar su candidatura favoreció un ELA “no colonial y no territorial” cuyos detalles discutirá con los organismos del partido. Habló además, de auditar la deuda pública para reestructurarla.

Puerto Rico no puede echar pa'lante sometido plenariamente a un gobierno federal que actúa como ha hecho en 2015. La judicatura niega acceso a remedios para la crisis fiscal. El Congreso pide al presidente que actúe mientras propone el bochornoso control fiscal. El presidente pudiendo ordenarle al Tesoro que ayude, no lo hace, y autoriza al procurador general de Justicia federal a afirmar que el ELA no tiene soberanía por ser territorio.

A los populares sólo nos queda un camino para proponerle al país. Un ELA no colonial, ni territorial; en fin un ELA soberano, como única forma de pactar límites razonables a la autoridad federal sobre nosotros. Se mantendrían aspectos importantes de la relación con Estados Unidos, como la ciudadanía, pero sin sometimiento territorial.

El territorio no es opción porque nos deja a merced de otros como vimos en 2015. La estadidad tampoco porque no ha ganado aquí y los amigos del control fiscal allá no la ofrecerán. La independencia no tiene apoyo suficiente en Puerto Rico. El PPD tiene que entender que para ser relevante y efectivo en 2016 hay que proponer el único camino disponible para mover adelante al país: un ELA no territorial y soberano.

Otras columnas de Luis Vega Ramos

jueves, 6 de septiembre de 2018

La lección de Cory Booker

El representante Luis Vega Ramos explica lo aprendido de la decisión del senador de “violentar” las reglas del Senado federal para cumplir con su conciencia

jueves, 23 de agosto de 2018

Recuperar el alma del PPD o morir

Luis Vega Ramos plantea que ser Popular era una filosofía de vida, un credo de responsabilidad social, que se ha olvidado hoy, cuando al PPD no se le siente el alma

💬Ver 0 comentarios