Iraida Alvarado

Tribuna Invitada

Por Iraida Alvarado
💬 0

Unión de voluntades para rescatar a Puerto Rico

Puerto Rico – Fuente incansable de talento: artistas plásticos y músicos de reconocimiento mundial, atletas campeones en el ámbito internacional, reinas de belleza, profesionales que se distinguen por sus logros en campos como la medicina, las ciencias, la ingeniería; empresarios que trascienden nuestras orillas, produciendo y creciendo en diversos lugares y ambientes; Isla de gente hospitalaria, de gran empatía, alegre y soñadora…

Puerto Rico – Isla preciosa, de encanto especial: montañas, ríos, playas, valles; isla de intensas tonalidades, verdor, rocas, mar, mogotes, cuevas, llanuras, salares, manglares, bahías bioluminiscentes; isla donde flora y fauna alegran el vivir, de amaneceres y atardeceres repletos de emoción, de esplendor en su entorno…

Mentes privilegiadas, educadas en magníficas instituciones, tanto aquí como afuera…

Entonces, ¿qué nos pasa?

Diluimos nuestras energías en lugar de unir nuestro esfuerzo en una dirección: es hora de en educar al ciudadano sobre nuestra responsabilidad de construir y atender esta isla que es nuestro hogar, hinchándonos de orgullo por ver un Puerto Rico limpio, en orden, disciplinado, donde todos y cada uno trabajemos respetándonos como ciudadanos de una isla hermosa. Es hora de dejar a un lado el partidismo que nos ciega y nos apasiona de manera perversa en demasiadas ocasiones. Sólo así nos hacemos merecedores de esta isla privilegiada, disfrutando a plenitud de sus encantos.

Atendamos con prioridad un sistema de transportación eficiente, que cubra la isla completa, por sus valles y sus montañas, uniendo campo y ciudad, donde podamos trabajar en Humacao y vivir en Aguas Buenas y llegar del trabajo a casa sin tapones ni agravios en la carretera; donde podamos también ir a Ponce para una cita y comer, pasar por Mayagüez para visitar a unos parientes y regresar a San Juan sin contaminar el ambiente ni gastar un dineral en gasolina; donde tienes todo el mapa de transporte en tu móvil para saber a qué hora llega tu conexión con exactitud, y compras un boleto magnético para tu transporte y te dura el mes o los viajes que necesites, que no tienes que estar pendiente de estacionar, que llegas fresco y con ganas de trabajar o de disfrutar la vida…que no necesitas automóvil ni garaje ni marbete ni seguro de auto.

Una sociedad con transporte eficiente cuenta con un aliciente que le permite moverse, trabajar, comprar, visitar, disfrutar y vivir…combinación de riel, autobús, carril bici y cruces peatonales bien marcados y respetados … aceras limpias y despejadas, donde el peatón pueda transitar sin peligro ni obstáculos. Aportando a la calidad de vida de cada ciudadano en este ámbito transformará de manera notable la experiencia cotidiana del puertorriqueño. 

Busquemos aumentar la eficiencia en los servicios y trámites gubernamentales (en este ámbito ya se nota una base de datos que aligera ciertos trámites). Necesitamos hacernos cada día más productivos.

Reforcemos el espíritu cívico, la auto-disciplina y el respeto a los demás. Inculquemos un sentido de responsabilidad por cuidar nuestro entorno en todo momento: en la calle, en la escuela, en actividades: recoger, mantener el lugar limpio y embellecerlo, debe actuar como tónica para mejorar nuestra calidad de vida.

Dejemos de depender del gobierno para nuestro progreso. Tomemos nota de que no nos vale culpar a nadie por nuestra situación – aun cuando esto sea fácil por lo obvio – el ejercicio es en vano, el de apuntar al culpable. Tomemos las riendas de nuestro futuro, ganándonos el respeto por nuestro trabajo en conjunto.

Motivar, adiestrar y ayudar en búsqueda de recursos para montar empresas y apoyar su éxito tiene que formar parte integral de nuestro enfoque. Desarrollar nuestras propias empresas presenta una gran oportunidad para el desarrollo de nuestro país y para la mejora en calidad de vida. Imaginación y creatividad, algo que nos caracteriza tanto – usémoslas para buscar soluciones, crear nuestros propios empleos, imaginar a dónde podemos llegar con el empeño y esfuerzo enfocado y el cielo es el límite.

Empecemos de manera sencilla, mirando a nuestro alrededor para ver cómo podemos mejorar, embellecer y así disfrutar de nuestras calles, aceras, playas, carreteras. Iluminemos, sembremos, cuidemos.

Se nos dio la gracia de nacer o vivir en una tierra esplendorosa, en una isla privilegiada… Es NUESTRA responsabilidad y deber de hacerla producir, de cuidarla con esmero, de sembrar buena voluntad y levantarnos cada día con ánimo de trabajar muy fuerte por ella, por nosotros, porque nos une el deseo de vivir con orgullo y tranquilidad, porque cuidamos nuestra calidad de vida.

Pasamos por tiempos difíciles, pero hay mucho que podemos y debemos hacer en estos momentos.

💬Ver 0 comentarios