Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Universidad, ¿para qué?

Más peligrosa y dañina que la ignorancia es la brutalidad, sobre todo esa que ejercen adrede profesionales con títulos universitarios… quienes hacen de sus grados académicos armaduras de prejuicios y convierten sus diplomas en licencias para cultivar intolerancias, discrimen y odio.

Y así —en el gran teatro de la vida— la palabra educación se convierte en eufemismo del embrutecimiento institucionalizado… Y así, maestros y profesores tornan clases en cátedras de cinismo, indolencia y desprecio; y así, políticos sin escrúpulos nutren sus gulas de poder engullendo las credulidades y miedos de sus huestes; y así, hacedores de leyes rinden culto a vicios y violencias deshumanizantes; y así, jueces desalmados se mofan de las víctimas de su crueldad y demás brutalidades, algunas culturales y otras hasta con fuerza de ley…

Y así, de entre quienes se gradúan con honores o sin ellos, están los que disfrazan con su etiqueta desequilibrios emocionales, caprichos irracionales, manías y vanidades; y así hay quienes se vanaglorian del prestigio de sus universidades para dar rienda suelta a delirios de grandeza, actitudes humillantes y conductas abusivas y petulantes…

La realidad cotidiana —tan predecible a veces como azarosa y caótica otras— revienta la imagen ilusoria de la “educación” universitaria como garante de las mejores cualidades humanas; y devela como fraudulentas las fórmulas publicitarias y las fachadas corporativas de las instituciones-negocios de educación superior (pública y privada) en la isla.

¿De dónde se graduaron las personas que tanto daño hacen a diario? ¿Qué estudiaron los ingenieros, promotores y beneficiarios de la crisis psico-social, económica, política y moral del país? ¿Dónde aprendieron sus destrezas en artes del pillaje y del engaño? Sabemos que todos, o casi todos, tienen títulos universitarios y por ello se presumen profesionales, peritos o expertos. Sabemos, a la vez, que ni rangos ni títulos ni posiciones los hacen buenos seres humanos…

Por más hiriente que suene a las sensibilidades de nuestros “educados”, queda en suspenso la pregunta obligada: la Universidad, ¿para qué?


Otras columnas de Gazir Sued

sábado, 16 de noviembre de 2019

Políticos: ¿locura o maldad?

Gazir Sued indica que la carencia de empatía, la frialdad emocional, la propensión a la deshonestidad, el goce sádico y la compulsión de mentir son cualidades del (des)orden de personalidad de las élites políticas, no como enfermas mentales sino como malas personas

domingo, 20 de octubre de 2019

Seamos más

Gazir Sued argumenta sobre las fuerzas sedativas de la imaginación y secuestradoras del porvenir en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios