Luis García Pelatti

Punto de vista

Por Luis García Pelatti
💬 0

Un Mapa sin Plan

La Junta de Planificación (JP) emprendió la preparación de un Mapa de Distritos de Calificación. El Mapa, que no es requerido por ley, tiene grandes errores y deficiencias, que significarán la desprotección y desarrollo inadecuado de áreas de valor histórico, arquitectónico, arqueológico, natural, agrícola y paisajista. Pero su mayor defecto es que es un Mapa sin Plan.

Nuestro sistema de planificación requiere elaborar planes de usos de terrenos y planes municipales, que den orden a nuestro territorio. Esto se hace plasmando en un documento, escrito y gráfico, los análisis, los problemas, las oportunidades y los objetivos de bien común. Parte esencial de un plan es el programa de las obras a construirse y los mapas que califican el área estudiada.

Desde noviembre de 2015, Puerto Rico cuenta con un Plan de Uso de Terrenos (PUT) que estableció la clasificación de todo Puerto Rico y las guías para la ordenación del territorio. Los planes que se desarrollen debajo del ordenamiento establecido por el PUT, como son los Planes Sectoriales y los Planes de Ordenación, deben cumplir con las clasificaciones y las guías establecidas. El PUT clasificó como urbanos, urbanizables, rústico común y especialmente protegido todos los sectores de Puerto Rico y estableció los criterios que se utilizarán para cada categoría de clasificación, para cuando se trabaje la calificación (antes zonificación). 

¿Qué es la calificación? Es una mezcla de textos, tablas y mapas, donde se listan los usos permitidos y prohibidos, densidades, alturas, retiros, requerimientos de siembra, tamaño de parcelas, entre otros aspectos que regulan nuestras propiedades. Daniel Elliot, experto en temas de planificación en EE.UU., expresó “zoning is not a sexy topic”. 

La JP no ha sido clara en expresar qué pretende con este Mapa. Después de un gran esfuerzo para analizarlo y compararlo con los más de cien planes vigentes, es evidente que se está cambiando toda la calificación, sin ninguna justificación evidenciada.

En las urbanizaciones de San Francisco y Santa María en San Juan se permitirán  posadas, “bed & breakfasts” casas dedicadas a alquiler de corto plazo o una empresa emergente. En Esperanza en Vieques, se permitirá un desarrollo turístico, en terrenos protegidos por su valor histórico, arqueológico, ambiental y de riesgo (inundación y tsunami). El valle de Lajas, una de nuestra reservas agrícolas más importantes, se podrá llenar de placas solares.

La JP hace estos cambios sin ninguna explicación, sin análisis, sin decirte qué tenías antes, sin seguir los procedimientos administrativos y con unas vistas públicas que se celebraban al mismo tiempo que los ciudadanos salían a la calle y exigían respecto, transparencia y poner los intereses de Puerto Rico antes que los intereses particulares.

El proceso, el anuncio, la participación y el contenido del Mapa propuesto no son los correctos. Este Mapa no tiene manera de corregirse. La JP debe detener y repensar el proceso. Revisar los distritos de calificación es un asunto importante, pero se debe hacer de manera correcta y siguiendo los procesos de planificación.


Otras columnas de Luis García Pelatti

💬Ver 0 comentarios