Eduardo Carrera Morales

Punto de Vista

Por Eduardo Carrera Morales
💬 0

Un nuevo contrato social

Los valores se prueban en momentos de crisis. Nuestra querida isla ha tenido una buena cantidad de pruebas en las pasadas dos décadas, que han puesto bajo lupa el contrato social que nos une como ciudadanos de esta tierra. 

Un contrato social es el conjunto de principios que los ciudadanos de un país declaran esenciales para una convivencia sana. En este establecemos nuestra definición de justicia, de equidad y de prosperidad. Algunos equivocadamente lo confunden con la constitución, pero un contrato social va por encima de cualquier papel.  

El contrato social se da en la mirada de amor o desprecio que damos a una persona sin hogar o en el acompañamiento o descuido de nuestros adultos mayores. Lo vemos reflejado en los casos de abuso infantil y violencia de género. Lo sienten algunas personas en entrevistas de trabajo. El verdadero contrato social reside en las relaciones uno a uno, en redes sociales, en los prejuicios que tenemos, en las palabras que decimos y las que callamos. 

Ante una nueva crisis el país puede recurrir a los valores del contrato vigente en la isla. Un contrato que permite que la mayoría de sus hijos e hijas vivan bajo pobreza, un contrato que no asigna compasión ni recursos a aquellos de procedencia humilde, marginados y vulnerables física y emocionalmente. No sé cómo llegamos aquí, pero les invito a cuestionarse y exigir cambiarlo.

Necesitamos la audacia de diseñar una red que proteja a los más vulnerables. Necesitamos atrevernos a cambiar cómo se reparten los recursos del país y a integrar a líderes e instituciones de apoyo comunitario en el manejo formal de las oportunidades de desarrollo social y económico. 

Compatriotas; rompamos el contrato actual y comencemos a construir de nuevo. Es el momento de ser parte de la respuesta. ¡Yo quiero un contrato nuevo! 


Otras columnas de Eduardo Carrera Morales

💬Ver 0 comentarios