Charlie Rodríguez

Tribuna Invitada

Por Charlie Rodríguez
💬 0

Un nuevo estilo de responsabilidad pública

Hubo una época en que los Mensajes de Situación de Estado pronunciados por un gobernador, hablaban de un gobierno que crecía para atender las necesidades de la ciudadanía, según cambiaran las prioridades programáticas.

Llegó igualmente una época de transformación, donde los mensajes en la Legislatura, configuraban nuevos paradigmas de servicio y crecimiento del aparato público. También vimos otra etapa de nuestra vida cotidiana, donde los mensajes nos impulsaron a creer, a emprender y a desarrollar.

Igualmente llegó otro periodo donde los mensajes a la Asamblea Legislativa, se distanciaron de toda norma de prudencia, abonaron a la desinformación e incluso, sirvieron para tratar de amedrentar a legisladores con conciencia propia.

En esta oportunidad, Ricardo Rosselló dio un giro a lo esperado en un Mensaje de Estado, máxime, cuando, la encrucijada imponía arduas restricciones fiscales y un aparente choque con un andamiaje federal que fue creado para quitarnos los pantalones largos como pueblo democrático, y ceñirnos a la indumentaria del jardín de párvulos de una colonia desacreditada por los tres poderes que integran al gobierno federal.

Rosselló habló de esperanza ante el azote del huracán. Habló de optimismo en medio del barrunto que amenaza con estremecer al país. Habló con serenidad ante la inminencia del desastre. Habló de respeto para unir voluntades ante el destino.

Rosselló habló desde lo más íntimo de su corazón a un pueblo que busca un sendero en medio de la borrasca. Empeñó su talento para delinear un nuevo rumbo de desarrollo y responsabilidad pública. Habló con sentimiento, sensibilidad, nobleza y perseverancia.

Pero igualmente, Ricardo Rosselló habló de creatividad, de justicia social, de venerar el sacrificio del envejecientes y del jubilado que forjaron esta Isla. Habló de apoyar al policía, al maestro, del sustento del empleado público, del derecho a la salud, de la excelencia en la educación.

Puerto Rico fue testigo del mensaje de un Gobernador que rompió esquemas y protocolos, para abrazar y tender la mano franca al adversario. Que se siente orgulloso de nuestra Universidad, que entiende que el ciudadano aporta al gobierno lo que es justo, como también es justo que el gobierno le retribuya lo que es suyo.

Sí. Ante el reto y la adversidad y contra todo pronóstico, hay un camino delineado. Un camino de esfuerzo, tenacidad y trabajo, que igualmente nos conducirá a la solución final del dilema del estatus.

Hay un nuevo estilo de gobernar que emana desde La Fortaleza. Y viene de un hombre que aprendió en el rigor de la política, a perdonar, a trabajar, a crear y a luchar por su pueblo.

Otras columnas de Charlie Rodríguez

💬Ver 0 comentarios