Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Un nuevo país

“No siempre había calor donde yacían los muertos; muchas veces la lluvia los bañaba mientras estaban sobre la tierra y la ablandaba cuando los enterraban en ella y a veces seguía la lluvia hasta que todo era fango y los desenterraba y había que enterrarlos de nuevo. “(Ernest Hemingway)

Repaso a Hemingway y recuerdo el cómo, por acto de magia, el gobierno nos informa que ya no son 31 los ciudadanos que perdieron la vida a causa del paso del huracán María; ahora dicen son 43. No olvidemos que antes fueron 16, pero para cuando Donald Trump abandonó nuestro desierto, automáticamente aparecieron 14 más. Todo pareciera ser que destinan recursos para ocultar nuestros muertos al menor asomo. Que en lugar de buscar la forma más efectiva de alimentarlos mientras viven clamando por ayuda; el plan estriba en sacarlos a cuenta gota, una vez muertos, para adelantar agendas políticas.

Pero en una isla abatida, donde llueve sobre mojado y luego vuelve a llover, el ejercicio se convierte en uno fútil. Nuestros muertos, víctimas del destrozo natural y de la crisis humanitaria que le precede, siguen recordándonos que tan vulnerables somos todos, cuando se está a la merced de la ineptitud.

Es como si la naturaleza nos sacara la lengua cada vez que queremos convencernos que nos movimos un céntimo en ruta a la normalidad. Pero, ¿qué era lo normal hace 20 días? ¿El desempleo? ¿Una deuda pública impagable? ¿Familias abrazadas en el aeropuerto despidiéndose? ¿Suicidios? ¿Violencia? ¿Quiebra?

Miro mi archipiélago y confieso que no me da la gana de ayudar a “reconstruirlo”. No me interesa reconstruir la miseria y la desolación. Ayudar a un Estado que ha quedado inoperante, mientras miles se acuestan en la penumbra, sedientos y con hambre. ¡Propongo cambiemos de norte! La página está en blanco, ¿por qué entonces nos insisten en dibujar el mismo paisaje?

¡Aquí hay que construir un nuevo país! Es nuestro deber patrio, ¡nos lo debemos!

Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

lunes, 17 de septiembre de 2018

Denunciar la mentira

Ana Teresa Rodríguez Lebrón argumenta sobre el valor de la denuncia de la mentira

lunes, 20 de agosto de 2018

Nos queremos libres

Ana Teresa Rodríguez Lebrón aborda el problema de violencia contra la mujer

lunes, 16 de julio de 2018

Sacrificio salarial

La escritora Ana Teresa Rodríguez Lebrón señala que ganarse casi un millón de dólares pagado por un pueblo estrangulado económicamente no es un sacrificio

💬Ver 0 comentarios