Moisés Cortés Rosado

Tribuna Invitada

Por Moisés Cortés Rosado
💬 0

Un nuevo sistema de retiro gubernamental

Son tiempos de grandes retos para todos. El impacto del huracán María, junto con la crisis fiscal que nos arropa desde el 2006, han colocado en jaque muchas instituciones gubernamentales, dejando en el hilo a ciudadanos, servidores públicos y hasta jubilados. El sistema de retiro del gobierno estatal se encuentra en riesgo, inclinándose a una debilidad financiera, lo cual es cónsono con la situación económica que hemos arrastrados por lo últimos años. 

Los errores u omisiones relacionadas en la toma de decisión gerencial en la estructura financiera del sistema de retiro han influido y modificado el modelo económico de nuestra jurisdicción, Por eso, somos identificados por el resto de la historia como una jurisdicción con pérdida de acceso a los mercados, debido a las múltiples deficiencias financieras las cuales podemos mencionar como factores que evidencian la insolvencia gubernamental: la falta de liquidez, carencia de pago, masivo endeudamiento, y falta de capacidad de flujo de efectivo, entre otros.

Podemos mencionar que las entidades deben desarrollar un plan estricto de controles internos enfocado en los objetivos de la organización, así se identificara si los altos ejecutivos están en cumpliendo para excluir el riesgo de cualquier conflicto de intereses entre los gobernantes y los gerenciales. Una organización puede verse tentada inconscientemente en informar incorrectamente su situación financiera al público, para aparentar una estructura financieramente sólida, y así atraer a los inversionistas y clientes a seguir invirtiendo en una organización fraudulento sin conocimiento. Estas oportunidades ocurren debido a los defectos en los controles interno, carencia de supervisión de las gestiones de los empleados y la falta de crear políticas administrativas en las organizaciones.

El Sistema de Retiro de Puerto Rico fue constituido para administrar y proveerle los pagos de pensión a los empleados retirados del gobierno estatal. Unos de los elementos mas impactante  es el aumento de la deuda publica en el sistema retiro.  Como es de conocimiento público, el 30 de octubre de 2016, la Junta de Supervisión Fiscal tomó control de organizaciones gubernamentales y a corporaciones públicas, sujetas a supervisión fiscal a tenor con la legislación federal Puerto Rico Oversight, Management, and Economic Stability Act, mejor conocida como PROMESA. 

Desde enero, la Asamblea Legislativa, se ha enfocado en establecer política pública, tomando las precauciones correspondidas y en consideración a la crisis actual, para establecer un orden fiscal y económico. De acuerdo con el comportamiento financiero, en ese momento se proyectó que los activos líquidos del Sistema de Retiro se agotarán durante los primeros meses del próximo año fiscal. Debido a la falta de liquidez proyectada de los Sistemas, el Gobierno protegerá los pagos a los pensionados.

A partir del 1 de julio de 2017, el Gobierno adoptó el sistema “PayGo”. Bajo este nuevo sistema, el Gobierno, el Sistema Judicial, las Instrumentalidades gubernamentales y la Asamblea Legislativa, se harán responsables de pagar la deficiencia de los Sistemas de Retiro para proveer los beneficios de los pensionados. La falta de informar la realidad del Sistema de Retiro ha causado la parcialidad de la presentación de la situación  financiero, los resultados de la operación y la valorización de los activos. Así que la Legislatura no se quedo de brazos cruzados, tomó acción y ejecuto legislación para el beneficio de nuestros pensionados, delibero las deficiencias económicas del sistema de retiro. Este nuevo sistema es un instrumento para devolverle la confianza y la salvación a nuestros pensionados.

💬Ver 0 comentarios