Luis Toro Goyco

Tribuna Invitada

Por Luis Toro Goyco
💬 0

Un plebiscito y tres cucos

El Partido Nuevo Progresista (PNP) ha montado sobre el miedo su campaña a favor de la estadidad. Han inventado tres “cucos”: la dictadura, la pérdida de la unión permanente y la ciudadanía y la pérdida de las ayudas federales.  Alegan que la única forma de garantizar la democracia, la unión permanente con ciudadanía y las ayudas federales es la estadidad; que sin la ciudadanía no podremos viajar ni trabajar en Estados Unidos, que sin las ayudas federales nos moriremos de hambre. Mentiras.   

Nos han inculcado el miedo a la soberanía desde niños demonizándola como el camino a la una dictadura. Han utilizado el sistema de instrucción, la iglesia y los medios de comunicación para adoctrincar y el aparato del estado para reprimir y perseguir a los soberanistas. El sentimiento soberanista, que a mediados del siglo pasado era mayoritario, fue reducido a una ínfima minoría electoral por casi 60 años. En el plebiscito de 2012 empezamos a romper el miedo y entre independentistas y ELA soberanistas acumulamos 530,000 votos.        

Ese cuco, que el PPD acentuó a mediados del siglo pasado, lo usa hoy el PNP para intimidar en esas filas del PPD y las propias. Pero “la vida nos da sorpresas.”  La realidad les viró la tortilla.  Quien nos impuso la dictadura fue Estados Unidos con la Junta de Control Fiscal que sin un solo voto manda y ordena sobre el gobierno que elegimos, mientras los soberanistas luchan para librar al pueblo de ella.  

Estados Unidos tiene tres tipos de ciudadanos: los indios, los de sus estados, y los de sus territorios.  Los de sus estados votan en las elecciones federales y ese gobierno no puede discriminarlos en la concesión de ayudas. Los de sus territorios no pueden votar y el gobierno los discrimina en esas concesiones. La de nosotros es la inferior de las tres. 

El PNP dice que con la libre asociación perdemos la ciudadanía, que la nuestra no es constitucional, que es estatutaria y mediante ley pueden quitarla. Mentira. Nos la impusieron por ley, pero no puede quitarla porque es un derecho adquirido. La ley del plebiscito dispone que será materia de negociación y el Secretario de Justcicia lo reafirmó.  

El PNP dice que la ciudadanía que tenemos es inferior, no nos permite votar en las elecciones federales y permite discriminarnos en la concesión de ayudas, que no la quiere. ¿En qué quedamos?  Esa es la que tenemos, si es tan mala, no hay que temer perderla. 

El PNP dice que los ciudadanos de los países libre asociados con Estados Unidos no tienen ciudadanía americana. Pero ocultan que antes de tener libre asociación tampoco la tenían y que no quisieron negociarla, pero tienen libre tránsito y trabajo en Estados Unidos.   Tampoco dicen que los otros dos países que tienen tratados de libre asociación con Nueva Zelanda, las Islas Cook y la Isla de Niue, antes de negociar los tratados tenían la ciudadanía neozelandesay cuando negociaron esos tratados negociaron esa ciudadanía y hoy tienen las dos ciudadanías. 

El PNP dice que la estadidad le dará una ciudadanía igual a la de los estados, que podrán votar y no podrán discriminar al conceder ayudas, pero que si gana la libre asociación Estados Unidos no tiene interés en asociarse a nosotros. Pero, ¿por qué Estados Unidos puede tener interés en darnos ahora que los estadistas son apenas el 41% la estadidad que nos ha negado por 119 años, ahora que estamos quebrados, que no podemos aportar a los gastos de esa nación, ahora que tienen un presidente y un Congreso dominado por un partido anti latino y racista por qué van a aceptar en su seno a un estado que es latino, en gran medida negro o mulato, que no habla su idioma y que tiene una cultura y una idiosincrasia distinta a la suya?  ¿Por qué ahora, que sus empresas sacan de nuestro país 35 mil millones anuales de ganancias y solo nos dan unas migajas en ayudas federales, nos va a negar una ciudadanía de segunda clase y se van a negar a ser nuestros socios? Con ese cuento pa`otro la`o.

El PNP vocifera sin el menor escrúpulo que bajo la soberanía nos moriremos de hambre porque nos quitarán las ayudas federales. Evidencia clara y contundente de que eso es mentira es el testimonio que prestó el Sr. David Gootnick, Director de Asuntos Internacionales y Comercio de la “General Accountability Office” (GAO) de los Estados Unidos ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado de ese país el 16 de junio de 2011. Aseguró que Estados Unidos sigue prestándole ayuda a la República de Palau desde que esta y Estados Unidos negociaron la Libre Asociación en 1994 y que dicha ayuda se prolongará hasta el 2044 con el fin de promover su autosuficiencia. Que esa ayuda incluye asistencia económica directa para las operaciones del gobierno de la república, ayudas para obras de infraestructura, para el fondo de mantenimiento de infraestructura, para el fondo de consolidación fiscal para ayudar a la república a reducir la deuda y contribuciones al fondo de fideicomiso adicionales a la ayuda acordada en el Tratado. Que diferentes agencias de Estados Unidos han estado brindándole ayuda discrecional para programas de salud, educación e infraestructura. Para muestras con un botón basta. 

Basta de mentiras. Es ya hora de matar al dios del miedo …    

💬Ver 0 comentarios