Andrea Bonime-Blanc

Perspectivas de la Junta

Por Andrea Bonime-Blanc
💬 0

Un principio rector de la JSF

La transparencia es uno de los principios rectores de la Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico.

La Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) requiere que sus miembros, al igual que sus principales oficiales, divulguen sus intereses financieros según lo establecido en la Ley de Ética federal.

Queriendo ir aún más allá de este mandato de ley, al crear su reglamento, los miembros de la Junta se auto-impusieron niveles de transparencia aún más estrictos que lo requerido en PROMESA, por lo cual adoptaron un código de ética y nombraron a esta servidora para asegurar su cumplimiento.

Los miembros de la Junta de Supervisión entienden que adherirse a los más altos niveles de transparencia es vital para poder cumplir con la encomienda que les impuso PROMESA de lograr el balance fiscal, reestructurar la deuda, restaurar el acceso a los mercados de capital, y allegar oportunidades para todos los puertorriqueños. El apego estricto a la transparencia y a la ética a través de todo este proceso ayudará a restablecer la confianza en Puerto Rico, por lo que será de beneficio para todas las partes, incluyendo los inversionistas, el gobierno y la ciudadanía.

Según lo dispuesto en la ley PROMESA, todos los miembros de la Junta rindieron un informe financiero sustancial al momento de ser nombrados por el presidente de Estados Unidos. Además, los miembros deben ofrecer actualizaciones parciales sobre las transacciones financieras que realicen posteriormente utilizando un formulario provisto por la Oficina de Ética federal. Estos informes deben publicarse con cierta periodicidad en la página de Internet de la Junta –www.juntadesupervision.pr.gov.

A petición de los miembros, este formulario se está revisando y en los próximos días se divulgarán informes financieros aún más detallados de los provistos hasta el momento, actualizados al 31 de diciembre de 2016.

La Junta de Supervisión es un ente nuevo y único que no tiene precedentes. Aunque fue creada por una ley bipartita del Congreso, la Junta no necesariamente encaja en el mismo molde que le aplica a otras dependencias del gobierno federal o estatal. Es por esto que el Código de Ética que la propia Junta se autoimpuso, así como los informes financieros que divulgan sus miembros, son tan importantes.

Además del tema financiero, los miembros de la Junta han querido exceder los requerimientos éticos que impone PROMESA en cuanto al tema de conflictos de interés. Éstos han solicitado que se elabore un procedimiento para identificar, evitar y/o atender la apariencia o existencia de conflicto de intereses por parte de sus miembros y/o su equipo directivo. Dicho procedimiento está en proceso de desarrollo y estará listo dentro de unos meses.

El objetivo de este procedimiento es poder actuar proactivamente para atajar a tiempo cualquier potencial conflicto de interés para así evitar cualquier cuestionamiento que pudiese afectar negativamente la integridad de la Junta. Es de interés velar porque ninguno de los miembros tenga inversiones o intereses económicos o de familia en situaciones en las que también puedan tener el poder decisional.

Cabe recordar que cada uno de los miembros de la Junta —los cuales no devengan sueldos por sus servicios— fue evaluado por la Oficina de Ética de la Casa Blanca y por la Oficina de Ética del Departamento del Tesoro durante el proceso de nombramientos que llevó a cabo el Congreso. No solamente se evaluaron sus intereses financieros, sino que además se hizo una corroboración personal y de reputación de cada candidato.

La transparencia y el cumplimiento ético deben ser principios rectores para garantizar la sostenibilidad de cualquier entidad u organización, sea ésta pública, privada o sin fines de lucro. Una reputación menos que impecable puede hacer tambalear todo lo construido y desmerecer todo aquello por construir. Es por eso que los miembros de la Junta me han encomendado velar porque así sea. Cuenten conmigo para cumplir con este mandato.

💬Ver 0 comentarios