Ethel Ríos Orlandi

Punto de Vista

Por Ethel Ríos Orlandi
💬 0

Un proyecto urgente para la UPR

La Universidad de Puerto Rico es un bien público de importancia estratégica para la continua reconstrucción y transformación de nuestro país.  Produce conocimientos de la más alta calidad; contribuye a la formación de capacidades de análisis crítico y a preparar recursos humanos con reconocimiento internacional. 

Nuestro pueblo se ha beneficiado de la capacidad de la UPR para anticipar problemas, estudiarlos y proponer soluciones ancladas en estudios de largo plazo. El trabajo con las costas, la información y apoyo durante los sismos, las aportaciones epidemiológicas en esta pandemia y la protección de nuestros recursos naturales para las generaciones venideras son ejemplos de este quehacer.

Asistimos hoy, angustiados, a un debilitamiento sin precedentes de nuestra Universidad Nacional con efectos nocivos para el bienestar, a corto y a largo plazo, del pueblo de Puerto Rico.  Veamos algunos hechos: el aumento considerable del costo de la matrícula y otros cargos, que reduce el acceso de estudiantes empobrecidos y el número de alumnos, afectando las economías locales; la reducción de plazas docentes y no docentescontratación precaria de profesores que ponen en riesgo la histórica calidad que distingue a la UPR, así como el trabajo universitario con las comunidades; el aval del partido de turno para nombramientos de gerentes y personal de confianza que violan el principio de mérito y privan al personal universitario de poner sus capacidades y conocimientos al servicio de la institución; la reducción del tiempo y de las condiciones para investigar, que atenta contra la reputación internacional de esta centenaria universidad, a la vez que vulnera los ofrecimientos de posgrados, afectando la formación de recursos para la educación superiordel país; y asimismo, la disminución de la consecuente aportación de la UPR a las artes y a la cultura.

Los hechos antes mencionados cuentan con el aval de la Junta de Gobierno de la UPR que, conforme a la ley universitaria vigente, es nombrada mayoritariamente por el gobernador(a). Puerto Rico necesita una universidad ágil, estable a largo plazo, con un presupuesto robusto y con un cuerpo rector comprometido con el bien común, libre de ataduras y promesas a figuras influyentes en el partido de turno y a sus amigos del alma.  Necesita una ley universitaria que garantice una UPR vigorosa y fortalecida, a la altura del porvenir: una Universidad para Puerto Rico.

A tales fines, la Comisión Multisectorial para la Reforma Universitaria (CMRU) cuerpo constituido por representantes electos de los diversos sectores de la comunidad universitaria, incluyendo las comunidades vinculadas, preparó un anteproyecto de nueva ley universitaria. El P. del S. 1536 presentado, a petición de la CMRU, por el senador independiente José Vargas Vidot y por senadores y senadoras del partido de mayoría, y de los partidos de minoría, ha sido referido a las comisiones de Educación y Reforma Universitaria; y de Hacienda del Senado de Puerto Rico. Los detalles del proyecto extralimitan el ámbito de este artículo. 

Para el desarrollo socioeconómico y cultural sostenible de Puerto Rico, urge fortalecer a la UPR, herramienta de presente y de futuro.



💬Ver 0 comentarios