Carl Soderberg

Tribuna Invitada

Por Carl Soderberg
💬 0

Un recurso estratégico en alto riesgo

El Acuífero del Sur es una formación geológica subterránea que permite almacenar agua. Debemos imaginar una esponja subterránea con características de queso suizo. El acuífero se extiende a través de los pueblos de Ponce, Juana Díaz, Santa Isabel, Salinas, Guayama y Arroyo.

Alrededor de 130,000 personas obtienen su agua de este acuífero. La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) opera 30 pozos para abastecer a sus abonados. Además, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) otorgó 900 permisos para pozos individuales. Se estima que existen más de 1,000 pozos clandestinos que extraen agua de este acuífero.

La población de Salinas se abastece completamente de aguas del acuífero. No hay acceso a otras fuentes de agua. Hasta el 2015, el 70% del Municipio de Coamo se abastecía del acuífero. Sin embargo, la AAA construyó un tubo para suplir a estas personas del embalse Toa Vaca. Una porción considerable de la población de Santa Isabel se suple del Acuífero del Sur.

Además, el Acuífero del Sur suple 11 millones de galones al día de agua para riego agrícola. Los terrenos agrícolas de Ponce a Arroyo también se riegan con agua del embalse Toa Vaca y del embalse Guayabal. Recientemente, a través de los canales de riego de la Autoridad de Energía Eléctrica, agua del embalse de Patillas llega a estas tierras para suplementar las fuentes existentes.

El Acuífero del Sur es un recurso estratégico para Puerto Rico porque suple agua para el riego de las tierras más fértiles de la isla. La agricultura es un motor económico en el Sur ya que genera más de 5,000 empleos y $125 millones anuales. El 80% de las hortalizas se cultivan en la zona Sur.

Debido a que se extrae más agua de la que repone la naturaleza, el Acuífero del Sur está en una condición crítica. En un embalse, si se extrae más agua de la que repone la lluvia, obviamente el nivel del agua baja, dejando al descubierto el espacio que ocupaba el agua en el embalse. En caso extremo, se podría secar completamente. Esto es más evidente durante sequías extremas, como la de 2015. Sin embargo, cuando llueve, el nivel del agua del embalse sube rápidamente hasta llegar al nivel óptimo.

Contrario a los embalses, los acuíferos están conectados al mar. A medida que baja el nivel del agua subterránea, el agua de mar ocupa el espacio que ocupaba el agua dulce y avanza tierra adentro. Esta situación pone en peligro a los pozos, ya que podría llegar al punto que los pozos extraigan agua salobre. En ese caso es necesario abandonar el pozo ya que impactaría la salud de nosotros los humanos y sería puro veneno para los cultivos agrícolas. Eso ya ha sucedido en varias áreas de Puerto Rico. El problema mayor es que después de cierto punto, el acuífero se mantiene salinizado no importa cuanta lluvia caiga. La recuperación de un acuífero así comprometido toma cerca de 100 años.

El Acuífero del Sur seencuentra coqueteando con esta catástrofe desdeantes de la sequía del 2015. Además, el aumento en el nivel del mar causado por el cambio climático, que ya se ha medido en Puerto Rico, incrementa la entrada de agua salada a los acuíferos en condiciones idóneas. Cuando se saca más agua subterránea de lo debido, como el caso del Acuífero del Sur, el agua salada acelera su penetración al acuífero. Por tal motivo, el DRNA designó formalmente al Acuífero del Sur como un acuífero en estado crítico.

Otras columnas de Carl Soderberg

jueves, 18 de octubre de 2018

Consideraciones para afrontar un terremoto

Carl Soderberg analiza aspectos de la vulnerabilidad isleña en caso de un terremoto y plantea recomendaciones importantes que se deben poner en vigor de inmediato

jueves, 11 de octubre de 2018

¿Listos para otro San Fermín?

El doctor Carl Soderberg reflexiona sobre la vulnerabilidad de Puerto Rico en caso de un sismo de gran magnitud

viernes, 21 de septiembre de 2018

Un vasto impacto ambiental

Carl Soderberg desglosa los múltiples daños ambientales provocados por el huracán María, a un año del golpe ciclónico

jueves, 13 de septiembre de 2018

Urge buen manejo de residuos

El exjefe de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carl Soderberg, reclama a la JSF que incluya entre los proyectos estratégicos, instalaciones para manejar adecuadamente los residuos sólidos en la isla

💬Ver 0 comentarios