Lersy Boria Vizcarrondo

Punto de vista

Por Lersy Boria Vizcarrondo
💬 0

Un renacer del compromiso por la equidad de las mujeres

Puerto Rico vive momentos y oportunidades sin precedentes. Todas las personas electas y nombradas a cargos en el gobierno debemos tomar muy en serio nuestro rol histórico. De la misma forma, cada una y cada uno de nosotros tenemos un papel igual de importante en nuestra historia como pueblo. Hoy nos corresponde reflexionar profundamente acerca de lo que podemos lograr cuando nos manifestamos con un sentido de esperanza, pero también de responsabilidad. 

Un pueblo que abierta y firmemente ha repudiado expresiones machistas, sexistas, homofóbicas y discriminatorias está en el camino indicado para alcanzar la equidad. Las lecciones aprendidas apuntan a que esta equidad y respeto se forjan inicialmente desde los espacios privados y que nuestros líderes y funcionarios deben ser ejemplo de esa sociedad justa a la que aspiramos.

Nos toca ahora seguir de cerca el impacto que este movimiento tendrá, más allá del juramento de nuestra segunda mujer gobernadora, en todos los ámbitos de la sociedad; estar alerta ante expresiones, comentarios o “memes” que denigran a la mujer o a miembros de la comunidad LGTTBIQ+; de comerciales de corte sexista, chistes de mal gusto en contra de cualquier grupo o persona, de la música que trata a las mujeres como objetos desde que son niñas, y repudiarlas de igual forma

Tenemos ante nosotras y nosotros la oportunidad de seguir trabajando por el Puerto Rico que queremos dentro del marco del respeto a las diferencias. Dentro de la expresión y la argumentación sin expresiones de odio. Dentro del ejercicio de la democracia y de un liderazgo político ético y con credibilidad. 

La OPM no es una institución político partidista. Nuestra oficina trabaja con y para todos los sectores, tanto públicos como privados, con el único propósito de adelantar la causa de la mujer y la equidad. Las agresiones en contra de la mujer no se han detenido. Por eso, nos mantenemos trabajando arduamente para seguir estableciendo puentes de comunicación y acciones colaborativas entre los diversos sectores de nuestra sociedad; adelantando el trabajo hacia la equidad. Sin recursos, con recortes y fuertes críticas, seguimos orientando y refiriendo cientos de casos de mujeres víctimas de violencia que día a día sufren humillaciones, maltrato psicológico, insultos y golpes

Y como la violencia está normalizada y no conoce de niveles sociales, se manifiesta en todos los sectores. Pero ahora más que nunca tenemos la oportunidad de unirnos en la lucha contra la violencia de género. Aspiramos, por ejemplo, a que se deje de atacar, humillar o denigrar a mujeres que puedan ser el foco de discusiones políticas, promoviendo un ambiente de respeto, de debate a las ideas y de nuevas propuestas. Aspiramos a que las mujeres dejemos de ser objeto de burlas o que se les señale con epítetos y ataques a su sexualidad, si no seestá de acuerdo con sus posturas. Este tipo de ataque no suele ocurrir cuando la figura en cuestión es un hombre. Esta doble vara de la moralidad y la expresión violenta hacia la mujer sólo acarrea más violencia. 

Debemos combatir la inequidad desde los hogares, los salones de clase, las redes sociales y en la sociedad en general. Es momento de que se logre un proceso de reorganización que permita retomar los trabajos hacia la reconstrucción de un Puerto Rico más justo, más equitativo, más seguro y de mayores oportunidades para nuestras niñas, jóvenes y adultas.

Confío en que esta situación sin precedentes traiga un verdadero cambio y que de aquí en adelante, trabajemos aún más unidas y unidos para ser un ejemplo de no más violencia contra la mujer. Que surja un renovado compromiso de pueblo a no caer en el discrimen, en las burlas, en la disminución de la aportación de la mujer y en cualquier expresión que preceda a la violencia de género, venga de donde venga. Estableciendo y demostrando este compromiso colectivo, Puerto Rico gana cada día.


Otras columnas de Lersy Boria Vizcarrondo

💬Ver 0 comentarios