Wilda Rodríguez

Tribuna Invitada

Por Wilda Rodríguez
💬 0

Un repaso sobre democracia

El gran problema no es que la Junta de Control Fiscal sea colonial. Que lo es. El gran problema no es que la Junta de Control Fiscal sea dictatorial. Que lo es.

El gran problema es que la Junta de Control Fiscal es antidemocrática.

Así empieza el discurso del humanista Roberto Tito Otero para un repaso sobre un concepto en el cual los puertorriqueños nos consideramos duchos.

Si lleváramos bien el mensaje de lo antidemocrático de la JCF – dice Tito - sería fácil convencer de la necesidad de oposición y resistencia a la JCF. Se caería de la mata. A los puertorriqueños nos gusta pensar que somos paladines de la democracia. La queremos mucho. La atesoramos más que la ciudadanía americana. Todos dejamos a un lado nuestra ideología particular individual para reafirmar que creemos en la democracia por encima de todo y estamos prestos a defenderla.

La JFC viola prácticamente todos los principios de la democracia. Habría solamente que repasarlos para darnos cuenta. Y es que la democracia es la forma de gobierno donde el poder es ejercido soberanamente por el pueblo mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas, sociales y económicas. O en menos palabras, es el gobierno donde el pueblo ejerce la soberanía.

Eso bastaría para reconocer que la JCF es todo lo contrario. (De paso, la colonia es también todo lo contrario, pero traguen gordo primero con la JCF los que ya están prestos a acusarme de comunista por creer en la democracia.)

Como me gustan los repasos, propongo que sometan a la JCF y al estado de cosas en nuestro país al siguiente examen y evalúen ustedes mismos nuestra situación.

- Las decisiones del estado son tomadas por el pueblo. El poder surge de la base.

-Se goza de plena libertad y equidad. Todos los ciudadanos son libres e iguales sin reparar en género, condición social o creencias individuales.

-Se garantiza un bienestar económico mínimo y una vida digna.

-Se garantiza el cuido y la protección de la salud.

-Se garantiza una educación integral y funcional.

-Se garantiza la protección a las minorías y los sectores desventajados.

-Los ciudadanos participan libre y activamente en la formulación de leyes.

-Las relaciones ciudadanas se regulan por acuerdos contractuales.

-Existen varios partidos políticos.

-Se garantiza el derecho al sufragio, sano y expreso

-Se reconoce la regla de una mayoría indudable.

-Supone la vigencia de un constitución que establece los derechos, deberes y poderes de cada sector en el estado y controla el funcionamiento del gobierno proveyendo un estado de derecho.

-Hay una división de poderes clara protegida por la constitución.

-Supone una carta de derechos civiles, políticos y sociales inapelables.

-La violación de esos derechos no es aceptable y se castiga venga de donde venga, incluyendo elgobierno.

-Existe un sistema de justicia confiable.

-Hay libertad de expresión sin mordaza, represión o perjuicio a favor de otros.

-Hay libertad de organización y asociación sin intimidación

-Hay libertad sindical.

-Hay libertad de prensa y derecho a la información con transparencia

Como dice mi amigo Tito, la democracia es una aspiración. A veces adelantamos en ella. Lo hemos hecho, admitámoslo. Pero muchas veces retrocedemos y tenemos que volver a andar lo caminado y repasar la lección.

Díganme sin que les quede nada por dentro si la JCF no es el retroceso más grande que hemos tenido en nuestra historia contemporánea. Díganme si no se merece que la resistamos con toda la pasión y la fuerza de nuestro espíritu. Si no se atreven, tampoco se atrevan a decir que creen en la democracia.

Otras columnas de Wilda Rodríguez

💬Ver 0 comentarios