Enrique Vázquez Quintana

Punto de Vista

Por Enrique Vázquez Quintana
💬 0

Un respirador para varios pacientes

Se ha evidenciado que el número de respiradores existentes en varios países del mundo es o ha sido insuficiente para tratar a los pacientes gravemente enfermos con el coronavirus. Se perfila que COVID-19 le causará serios problemas a nuestro sistema de salud. El número de pacientes tan alto simultáneamente, como ha ocurrido en varios países del mundo, ha producido el colapso de sistemas de salud. En algunos lugares los médicos han tenido que seleccionar a cuál paciente tratar y a cuál descartar por su edad ante la falta de respiradores.  

Puerto Rico no es la excepción--no tenemos un número certero con respecto a cuántos respiradores poseemos. Se nos informa un número variable, pero una cierta cantidad de esos se están usando en pacientes admitidos por estar sufriendo de otras enfermedades o que se están recobrando de una cirugía mayor. Esto reduce el número de respiradores disponibles para los pacientes de COVID-19. 

Ante la escasez de ventiladores, existe la posibilidad de utilizar un ventilador para tratar a dos, tres o cuatro pacientes con insuficiencia pulmonar. Desde el 2006 se ha estado experimentando con el uso de un respirador para atender a más de un enfermo simultáneamente. Se utilizó un tubo en T para la entrada y la salida del aire de los pacientes. Los tubos requeridos están disponibles en las salas de operaciones y unidades de cuidado crítico de nuestros hospitales. 

Esa técnica pasó de la etapa de experimentación a la realidad en la masacre que ocurrió en Las Vegas, Nevada, el 1 de octubre de 2017. En esa masacre murieron 59 personas y 851 resultaron heridas. Hubo más pacientes que respiradores, por lo que se utilizaron los ventiladores para atender a más de un paciente a la vez para mantenerlos vivos, en lo que llegaban más ventiladores de los hospitales vecinos. La técnica funcionó, logrando salvar vidas durante ese incidente.  

Por ende, en Puerto Rico podemos utilizar esa técnica ante la insuficiencia de respiradores y una avalancha de pacientes críticamente enfermos. Se deben habilitar varias instituciones amplias donde se colocarían unos trípodes de madera en los que se ubicarían las camillas portátiles utilizadas para transportar a los heridos en helicóptero. Se colocaría el respirador en el medio y dos pacientes con la cabeza hacia el respirador. Se debería ensayar esa técnica antes de aplicarla a los pacientes, estableciéndola con antelación a la saturación de los hospitales, ya que la técnica es novel como el virus. 

Se pueden utilizar respiradores de volumen o de presión. Los pacientes deben estar sedados y con analgesia con opioides, en ocasiones paralizados. Se deben usar filtros antivirales para evitar la contaminación de un paciente hacia otro. Se deben reclutar pneumólogos, anestesiólogos y terapistas respiratorios para establecer estos centros de tratamiento. Esos son los especialistas médicos y personal que conocen y utilizan los respiradores continuamente en los hospitales. 

Se ordenó la compra de mil respiradores. El problema es que Estados Unidos enfrenta la misma situación. Al igual que las pruebas de laboratorio, los respiradores llegarán a Puerto Rico cuando el problema de escasez se resuelva en Estados Unidos-- así es la vida. Mientras tanto, debemos tratar de utilizar un respirador en cuatro pacientes, eso cuadriplica el número de enfermos que recibirían ayuda respiratoria.

No salga de su casa, las pruebas de confirmación son escasas, las camas de intensivo y los respiradores son pocos y el tratamiento no existe.

Desde mi aislamiento, esa es mi aportación para tratar de reducir la mortalidad por el coronavirus en nuestro país. 

Otras columnas de Enrique Vázquez Quintana

jueves, 21 de mayo de 2020

Rastreo versus prevalencia

El estudio de prevalencia es más fácil de realizar que el rastreo. Pero en Puerto Rico el rastreo confronta serios problemas y el estudio de prevalencia no se ha hecho, escribe Enrique Vázquez Quintana

martes, 12 de mayo de 2020

Secretario de gabinete a tiempo parcial

Es evidente que luego del desastre en la fracasada compra de pruebas para el coronavirus nunca más se deberá designar a un secretario de gabinete a tiempo parcial, escribe Enrique Vázquez Quintana

sábado, 2 de mayo de 2020

El coronavirus no es capitalista

En Puerto Rico podemos revertir al sistema de salud anterior, utilizando los Centros 330 y los hospitales de las escuelas de medicinas, plantea Enrique Vázquez Quintana

💬Ver 0 comentarios