José M. Medina Montes

Punto de vista

Por José M. Medina Montes
💬 0

Un resurgir poblacional es posible

Un resurgir en la población de Puerto Rico es posible y además es completamente necesario. Una vez tocado fondo hay que comenzar a subir. En otros diversos lugares se ha logrado. Por ejemplo, en Alemania el crecimiento poblacional se ha mantenido por cinco años consecutivos; de hecho, ya se está hablando del “milagro demográfico alemán”, por similitud con el “milagro económico alemán” logrado tras la Segunda Guerra Mundial.

Para este resurgir se requiere la cooperación de toda la sociedad civil, así como del gobierno y de las empresas. 

A la ciudadanía yo la exhortaría a evitar expresiones como la siguiente: “como está la economía no se pueden tener hijos”. Esta afirmación puede inducir a desalentar la natalidad, con el consiguiente mayor deterioro de la economía. Este planteamiento engañoso, que conduce a un círculo vicioso, hay que superarlo precisamente con la natalidad. Podría decirse que cada nuevo nacimiento es un motor para la economía, pues al estar la nueva criatura necesitada de todo, se ayudaría a que suban las ventas, empezando por la de “pampers”. Además hay que recordar que como dice un conocido refrán, “cada hijo trae un pan debajo del brazo”.

También la sociedad civil puede promover diversas iniciativas personales y asociativas, como la que en España lleva varios años funcionando llamada “Fundación Renacimiento Demográfico-Demographic Renaissance”. Es una organización independiente, sin ninguna afiliación nacional, política o religiosa. En su página en Internet sus promotores afirman que buscan “sumar las fuerzas de personas, instituciones, organizaciones, empresas y gobiernos preocupados por las graves consecuencias que la baja natalidad y el envejecimiento de la población pueden tener para nuestra sociedad”. Se trata de un buen ejemplo de iniciativa ciudadana.

Y, por supuesto, el gobierno tiene mucho que hacer para este resurgimiento de la población, no solo favoreciendo decididamente la natalidad sino también de otras diversas maneras, como la de crear las condiciones socioeconómicas necesarias para que retornen las personas que se mudaron fuera.

Igualmente, las empresas pueden ayudar de variados modos, y uno de ellos puede ser no discriminar de hecho ante la posibilidad de contratar mujeres jóvenes. También con la creación de sus propias guarderías donde sus empleadas y empleados puedan dejar sus hijos pequeños durante las horas de trabajo de sus papás. Ya hay varias empresas que lo están haciendo.

A lo largo de este año 2020 podríamos poner los fundamentos para el resurgir poblacional de Puerto Rico. Así demostraríamos que tenemos una muy buena visión: una visión 20-20. 

Otras columnas de José M. Medina Montes

viernes, 6 de diciembre de 2019

Lo moderno es tener más hijos

Una conclusión de un reciente estudio internacional puede ser que el desarrollo trae consigo mayor libertad para optar por los hijos, plantea José M. Medina Montes

💬Ver 0 comentarios