John A. Regis

Tribuna Invitada

Por John A. Regis
💬 0

Un siglo de la ciudadanía americana

Hoy, 14 de febrero, se celebra el tradicional día de San Valentín, un día que se conoce como el día de los enamorados, o el día del amor y la amistad. Un día que celebramos una vez al año, pero que recordamos y tratamos de practicarlo todos los días del año.

En solo 16 días estaremos celebrando el aniversario de uno de los mayores acontecimientos de nuestra historia, la firma por el presidente Woodrow Wilson del proyecto Jones-Shafroth Act firmado hace 100 años el 2 de marzo de 1917. Bajo esta legislación se les otorga la ciudadanía americana a las personas nacidas en Puerto Rico, se crea la legislatura y el comisionado residente electo, se eximen las leyes de recaudos de impuestos federales, entre otros asuntos de importancia.

La ciudadanía americana es de tal extraordinaria importancia para nuestro vivir, que hasta es parte de nuestra Constitución del 1952 que establece “Que consideramos factores determinantes en nuestra vida la ciudadanía de los Estados Unidos de América y la aspiración a continuamente enriquecer nuestro acervo democrático en el disfrute individual y colectivo de sus derechos y prerrogativas; la lealtad a los postulados de la Constitución Federal; la convivencia en Puerto Rico de las dos grandes culturas del hemisferio americano”.

No hay duda de que el elemento más importante de esta legislación fue el otorgar la ciudadanía americana a las personas nacidas en Puerto Rico a partir de abril del año 1898. Esta ciudadanía ha ayudado en la integración de Puerto Rico con los sistemas políticos, económicos y sociales de los Estados Unidos. Vivir en Puerto Rico es muy similar a vivir en cualquier otro estado, con un número de excepciones que necesitan corregirse. Viajamos libremente entre la isla y cualquier otro estado, nos regimos por legislación federal y gozamos todas las garantías de la Constitución de los Estados Unidos.

El significado de la ciudadanía americana es tan importante para nuestra población que se estima que al menos el 95% de la población puertorriqueña atesora, defiende y quiere preservar esta ciudadanía. Hasta propulsores de varios estatus soberanos lo exigen manteniendo la ciudadanía americana, asunto lo cual es imposible bajo los reglamentos federales.

Todo esto es muestra la unanimidad de un pueblo en el deseo de mantener la ciudadanía americana.

El romanticismo del amor a la patria, la bandera y la ciudadanía son similares al amor que celebramos hoy por nuestras amistades, familiares o pareja especial.

Otras columnas de John A. Regis

martes, 4 de septiembre de 2018

El legado de McCain

John A. Regis, presidente de Puerto Rico-USA Foundation, destaca las contribuciones del fallecido senador republicano

miércoles, 25 de julio de 2018

¿Celebrando el ELA?

John A. Regis, Jr., presidente de Puerto Rico-USA Foundation, explica lo que consiedra el fracaso del status de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios