Juan Maldonado de Jesús

Tribuna Invitada

Por Juan Maldonado de Jesús
💬 0

Un sistema eficiente de lanchas para Vieques y Culebra

Por décadas, el transporte marítimo, más que acercar a las islas municipio de Vieques y Culebra con la llamada Isla Grande, lo que ha logrado es distanciarlas cada vez mas. Administración tras administración se esbozaron proyectos, se crearon juntas consultivas y consejos asesores y se hicieron promesas y arreglos temporeros que no resolvieron el problema.

Como tema político no tiene precio. A costillas del sufrimiento de estos dos pueblos se han publicado decenas de primeras planas, entrevistas y, en años recientes el asunto ha encontrado también su espacio en las redes sociales.

Antes de comenzar en mis funciones, y quizás como muchos de ustedes, pensaba que la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) suponía una operación sencilla, ¿Cuán complicado podía ser operar una lancha entre San Juan y Cataño y otras dos entre Fajardo, Vieques y Culebra?

Sin embargo, resulta ser que no es para nada sencillo. Se trata de una operación que prácticamente brinda servicios 24 horas al día, siete días a la semana los 365 días del año. Es, además, una operación pública regulada por la Guardia Costanera de los Estados Unidos y subvencionada con fondos federales.

Fueron intensas aquellas primeras semanas de gestiones para poder completar la mudanza del servicio de lanchas de Fajardo a Ceiba. La gestión vino acompañada de retos políticos, comunitarios, contractuales e incluso de personal. Sin embargo, en octubre logramos inaugurar junto al gobernador las instalaciones que por décadas otros habían prometido para comenzar el camino definitivo hacia la “ruta corta”. Desde entonces, no hemos parado de mejorar dichas facilidades. En días recientes comenzó operaciones la concesión de comida y más recientemente se instaló el centro de información.

El terminal se inauguró con servicios sanitarios en el edificio principal, pero una queja constante ha sido que en el área de espera no había baños públicos. Inmediatamente instalamos servicios portátiles. Además, ya comenzó la construcción de baños permanentes en el área de espera.

En los próximos meses seguiremos construyendo mejoras en el área permanente de carga, las áreas recreativas, el estacionamiento y en los accesos al lugar de embarque para reducir las distancias. También está en agenda mejorar el área de designada para carros públicos.

En cuanto a la flota de lanchas, nos reunimos con la Guardia Costanera y le presentamos un plan para reparar y reconstruir todas las embarcaciones. Ya hemos comenzado a reparar nuestra embarcaciones para pronto tenerlas todas en el agua.

Actualmente tanto la nave El Isleño como la Santa María se encuentran en el varadero. La embarcación Cayo Blanco irá al varadero a principios de febrero. El plan vislumbra que para el periodo de Semana Santa tendremos cuatro embarcaciones en operaciones y durante el verano esperamos tener la flota completa. También estamos comisionando la construcción de una nueva embarcación de carga.

Siempre he dicho que lo urgente no puede opacar lo importante, por eso también estamos atendiendo otro sinnúmero de situaciones de este sistema. La única agenda de este servidor y el gobernador es resolver de una vez y por todas este problema para los hermanos de Vieques y Culebra y nada nos va a desenfocar de ese objetivo.

Otras columnas de Juan Maldonado de Jesús

💬Ver 0 comentarios