Walter Torres Maldonado

Punto de Vista

Por Walter Torres Maldonado
💬 0

Un voto “pivazo” al revés

La entrada del exgobernador Aníbal Acevedo Vilá a la contienda por la Comisaría Residente en Washington revolcó el ya complicado panorama electoral del 2020. Hasta ese día, la incumbente comisionada, Jenniffer González, se preparaba para una carrera sencilla apostando a su capacidad de levantar dinero, su reconocimiento como voz fuerte dentro del Partido Nuevo Progresista (PNP) y la ausencia de un candidato fuerte que le hiciera oposición. Ese escenario cambió. 

Con la llegada de Aníbal, los populares ahora contamos con un candidato fuerte, experimentado y, posiblemente, el mejor fiscalizador del partido. En los casi 20 años que lleva en la política, Jenniffer González nunca se ha enfrentado a un candidato que señale su pobre récord y su lealtad al Partido Republicano y al presidente Donald Trump por encima del pueblo puertorriqueño. Con el respeto que se merecen los demás aspirantes a la Comisaría Residente de mi partido, ninguno trae a la mesa la experiencia, la capacidad y la tenacidad de Acevedo Vilá. En Washington, necesitamos alguien que no venga aprender y que tenga las conexiones y el acceso a los círculos de poder y a los medios norteamericanos desde el primer día.

Durante la campaña, los electores podrán comparar el récord de Aníbal Acevedo Vilá en Washington, cuando fue catalogado por el “Congressional Reseach Office” como el comisionado residente más productivo de la historia de Puerto Rico, versus el pobre récord de la actual comisionada. 

Además, en término electorales, las fortalezas de Acevedo Vilá fuera del Partido Popular Democrático (PPD) no se deben menospreciar. Aníbal llegó a La Fortaleza gracias al voto mixto y en esta ocasión no será diferente. En noviembre, Aníbal representa una opción interesante para los electores que favorezcan a Juan Dalmau, del PIP, o a Alexandra Lúgaro, del MVC, pues estos partidos no nominaron una figura fuerte o conocida para la carrera de Washington. 

Ese fenómeno ocurrió en el 2016, cuando David Bernier perdió la gobernación por 46,320 votos mientras Héctor Ferrer perdió la Comisaría en Washington por solo 23,518 votos. Se podría decir que la candidatura de Aníbal tiene el potencial de generar un voto “pivazo” al revés. 

Por último, la candidatura de Acevedo Vilá fortalece al PPD. Como exgobernador y excomisionado residente, será una voz con credibilidad para fiscalizar a Pedro Pierluisi y a Wanda Vázquez. Igualmente, en el lado de las propuestas, Aníbal ya ha trabajado medidas e iniciativas que enriquecerán el debate y promocionarán al PPD como el partido de las ideas.  

En conclusión, apoyo la candidatura de Acevedo Vilá porque es candidato con la experiencia que sí cuenta para Puerto Rico, y es el único que puede derrotar a Jenniffer González, atraer el voto flotante y fortalecer la papeleta popular.  


Otras columnas de Walter Torres Maldonado

💬Ver 0 comentarios