Alberto Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto Morales Aponte
💬 0

Urge atención ante el riesgo de conductas suicidas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se suicidan más de 800,000 personas a nivel mundial y se ha documentado que los trastornos mentales y el consumo de alcohol contribuyen a esta trágica decisión.

Los trastornos mentales tienden a duplicarse luego de haber ocurrido una emergencia y aumenta el riesgo de contraer condiciones cardiovasculares y diabetes, entre otras. Según el informe sobre los sistemas de salud en Puerto Rico auspiciados por Organización Panamericana de la Salud (OPS), la OMS y el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, en nuestra isla aproximadamente 310,000 (16%) de los puertorriqueños entre 18 a 64 años de edad, cumplieron criterios de trastorno mental leve, moderado o severo. Una de cada ocho personas (12.1%) entre las edades de 15 a 74 años padecía de abuso de alcohol, lo que se traduce a unas 350 mil personas.

Según las estadísticas de casos de suicidio en la isla, preparadas por la Comisión para la Prevención del Suicidio y llevadas a cabo para los años 2000 a 2014, hubo un total de 4,727 muertes por suicidio, lo que equivale a un total de 315 por año. Se entiende que a consecuencia del huracán María, estas cifras irán en aumento, por lo que es de suma importancia atender la salud mental como nunca antes.   

Las situaciones ocurridas a raíz del huracán María pueden haber afectado significativamente la salud mental de muchos puertorriqueños, ya sea debido al mero hecho de haber sido testigo de este evento, por la pérdida de bienes materiales e incluso por la pérdida de algún ser querido. Estas situaciones pueden llegar al punto de desencadenar en situaciones emocionales y trastornos de salud mental como: depresión, ansiedad, estrés postraumático, entre otros.

La salud mental es algo que debe tomarse muy en serio, debido a que puede afectar tanto al perjudicado como su entorno familiar y las personas que le rodean. Es por tal razón que no se debe posponer buscar ayuda cuando alguien sienta que la carga emocional es muy grande para sobrellevarla.

Hay ocasiones en que las personas no externalizan sus sentimientos y emociones, escondiendo las mismas, a través de “buen humor”, mientras realmente se sienten infelices. El que una persona se sienta agobiada y no vea salida a su situación emocional, podría desencadenar en una conducta autodestructiva y suicida, por tal razón necesita ayuda inmediata. A continuación, mencionaré algunas señales que podría presentar una persona que necesite ayuda de salud mental:

·         Cambio en los hábitos alimenticios (Pérdida o aumento significativo del apetito).

·         Cambios en el patrón del sueño (Problemas conciliando el sueño o duerme por periodos largos de tiempo).

·         Pérdida de interés en las cosas que le agradaban.

·         Presenta coraje.

·         Refleja poca tolerancia.

·         Evidencia tristeza (llora con frecuencia).

·         Se muestra poco comunicativo o se aísla (no desea compartir con los demás).

·         Se desprende y regala sus bienes materiales sin razón aparente.

·         Hace comentarios tales como: “Para que vale vivir”, “Si yo me muriera nadie me extrañaría”, “No puedo más con este dolor”, u otros comentarios de dicha índole.

·         Tiene conducta de alto riesgo (aumento de consumo de alcohol o drogas, conduce de manera negligente, practica deportes extremos sin protección adecuada).

Algunas técnicas de manejo de ansiedad y coraje son:

·         Respiración diafragmática

Esta técnica es muy sencilla, debes inhalar suavemente, aguantar brevemente la respiración y exhalar por la boca suavemente. Esta técnica debes llevarla a cabo unas 10 ocasiones o las veces que sientas necesario. Esto te ayudará a estabilizar el ritmo cardiaco y disminuir la ansiedad.

·         La música

A través de la música, puedes encontrar la relajación que necesitas para despejarte de los estresores y situaciones que te causan ansiedad.

·         Ejercitarte

El ejercicio te ayuda a liberar neurotransmisores asociados a la felicidad, los cuales te harán sentir mucho mejor emocionalmente.

·         Hablar

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, decía: “la cura por la palabra”. Definitivamente el hablar te ayuda a liberarte de esa carga emocional, desahogándote y haciéndote sentir más relajado.

·         El agua

Tomar un baño de agua tibia te ayudará a relajar los músculos y tensiones causadas por el estrés.

Si estás pasando por una situación emocional en la que sientas la necesidad de recibir ayuda o conoces de alguien que pueda estar pasando por dicha situación, debe recibir ayuda a través de un profesional de la conducta humana, como un psicólogo o psiquiatra. También puede comunicarse de manera gratuita y confidencial, a través de la Línea PAS (Primera Ayuda Psicosocial) de ASSMCA, marcando el número telefónico: 1-800-981-0023, donde un manejador de crisis le atenderá y podrá ofrecerle la ayuda emocional necesaria. Recuerda que todo en la vida tiene solución, solo tienes que dejarte ayudar.

Otras columnas de Alberto Morales Aponte

💬Ver 0 comentarios