Gustavo Vélez

Punto de Vista

Por Gustavo Vélez
💬 0

Urge recuperar la imagen de Puerto Rico

Puerto Rico enfrenta posiblemente la peor crisis que ha tenido en tiempos modernos. El escándalo del chat cibernético que involucra a la alta cúpula gubernamental ha sacudido la conciencia colectiva del país, y debilitado las instituciones públicas. Posiblemente, la poca confianza que teníamos hacia las instituciones ha quedado seriamente lacerada.

Es prematuro saber cómo y dónde terminará esta crisis, pero sin lugar a dudas, su impacto en la credibilidad e imagen de la isla ha sido devastador. Esta situación ocurre en el peor momento posible. Luego de más de una década en depresión, y la quiebra gubernamental, la reputación de la isla en la comunidad financiera ya estaba seriamente cuestionada. En 2015, por primera vez, Puerto Rico incumplió con el pago de la deuda. Luego en 2016, el Congreso implementó una sindicatura federal mediante la Ley Federal Promesa.

La destrucción provocada por el huracán María trajo dolor y sufrimiento, pero abrió la puerta a $40,000 millones, destinados a reconstruir a Puerto Rico. Sin embargo, sectores del Congreso y de la Casa Blanca han levantado cuestionamientos sobre la transparencia y la capacidad del gobierno local de administrar correctamente los recursos federales aprobados. Previo a la actual crisis, fuentes en el gobierno federal me han confirmado que el dinero aprobado había sido detenido.

A raíz de los acontecimientos recientes, no tengo duda de que el flujo de recursos federales para reconstruir a Puerto Rico se afectará. El propio presidente Donald Trump había expresado su desdén hacia la clase política local, a la cual ha llamado incapaz y poco transparente. El nuevo escenario gubernamental le da la excusa perfecta al gobierno federal para detener el envío de las ayudas.

Utilizarán la grave crisis política e institucional, y de gobernanza que enfrentamos, para legitimar su freno a las ayudas federales. Posiblemente, la Casa Blanca imponga un síndico federal para que administre los recursos destinados a Puerto Rico. Paralelo a ese síndico, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), consolidará su poder para poder llevar a cabo el saneamiento de las finanzas públicas.

Sin embargo, el problema actual es mayor. Además de las ayudas federales y los procesos que se llevan a cabo bajo Promesa, Puerto Rico necesita restaurar su credibilidad internacional para atraer nueva inversión y capital fresco para reconstruir su base productiva. La seria crisis de gobernanza en la que está inmerso el país puede desalentar nuevas inversiones y el interés de la comunidad empresarial internacional en venir a Puerto Rico.

Al capital internacional no le gusta la inestabilidad política y la falta de transparencia de las instituciones. La gobernabilidad y la confianza en los procesos públicos son factores claves para ser competitivos internacionalmente.

Peor aún, la actual crisis puede tener el efecto de crear desasosiego entre los consumidores y la comunidad empresarial local. Claramente, los eventos graves que hoy ocupan la discusión pública crean un ambiente de incertidumbre a través de todos los sectores económicos. La percepción de que el país no es viable y la sensación colectiva de un colapso institucional, pudieran provocar más emigración, lo cual puede agudizar la actual crisis económica.

En resumen, toda esta trágica situación es lo último que necesitaba Puerto Rico. Ante la quiebra fiscal y la devastación de María, necesitamos un liderato histórico y una voluntad colectiva única para sacar a la isla de la crisis.

Urge buscar una salida ordenada a la crisis, proteger las instituciones y viabilizar un liderato que integre a todos los sectores, y demostrarle al mundo que somos una sociedad de ley y orden, y que somos un país viable.

Otras columnas de Gustavo Vélez

jueves, 15 de agosto de 2019

La generación que puede salvar a Puerto Rico

Gustavo Vélez declara que los millennials son la nueva fuerza a la que no se le ha dado el espacio para que pueda poner sus ideas sobre la mesa y ser parte de la construcción del nuevo Puerto Rico

miércoles, 7 de agosto de 2019

La Constitución y la crisis económica de Puerto Rico

Gustavo Vélez expresa que el Tribunal Supremo tiene ante sí una decisión difícil que puede determinar el orden de sucesión de la gobernación y afectar la estabilidad que necesita la isla para posibilitar su recuperación económica

viernes, 2 de agosto de 2019

Necesitamos más líderes y menos políticos

Gustavo Vélez expresa que las ambiciones personales de algunos líderes políticos han secuestrado el proceso legislativo, y mantienen en el limbo político y gubernamental a Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios