Juan Fernández

Punto de Vista

Por Juan Fernández
💬 0

Van, y claro que van, las Fiestas de la San Sebastián

Recordemos que apenas dos meses después del huracán María, se celebraron las fiestas 2018 y fueron extraordinariamente necesarias y curativas.

Estas de 2020 serán un respiro indispensable para cambiar el “chip” para muchas personas en estado de ansiedad.

Vamos a celebrarlas en excelencia y aprovecharemos para reunir ayuda y fondos para el área sur.

Podemos y debemos hacer ambas cosas. ¿Quién nos lo impide?

Las Fiestas serán una manera de crear confianza y hacer lo posible por volver a la normalidad, aunque sea relativo cuánto antes se logrará. 

Cancelarlas no debe ser una opción jamás. Ni por esta razón ni por ninguna. 

Porque las fiestas son mucho más que fiestas hace mucho. 

Son reunión y encuentro. 

Son cultura y expresión de pueblo. 

Su dimensión rebasa la calle San Sebastián y cada calle del Viejo San Juan y San Juan Metro. 

Se han convertido en la celebración más espontánea, expresiva e identitaria, además de multitudinaria, de todo el pueblo puertorriqueño.  

A las Fiestas les pasa lo que al Viejo San Juan. Son de todos y pertenecen a todos. No pueden faltar.

Que siempre, y pase lo que pase, las fiestas de la San Sebastián sean una declaración de intenciones de nuestra capacidad de reinventarnos y no permitamos que nada ni nadie las condicione por nada.

Hoy, nos ponemos de pie ante la adversidad y los que aquí seguimos y no nos quitamos, aquí seguiremos y jamás nos quitaremos y ¡esto es lo que celebraremos!

Aquellos que andan pidiendo su cancelación no parece que sean de aquí o que vivan aquí. Tal vez ni las conozcan.

Aquellos que no ayudan a nadie perjudicado por los temblores, pero dicen que se cancelen, no deben ser escuchados.

¿Qué caso tendría perjudicar a los que dependen de ellas? 

¿Vamos a resolver un problema creando otro?

Lo cierto es que hay centenares de empleos y compromisos concertados ya y miles de reservas de hoteles y rb&b esperan por esos días para que el comercio del Viejo San Juan tenga un respiro económico de justicia después del veranito pasado.

En el Viejo San Juan estamos listos y los estamos esperando a todos y haremos que se atienda con toda calidad a cada visitante y turista.

Así que debemos felicitarnos por el compromiso municipal de llevarlas a cabo sin contemplaciones.

Que vivan las Fiestas de la Calle San Sebastián y el Viejo San Juan y todo Puerto Rico.

Especialmente las haremos con todos los afectados en la zona sur en el corazón, a quienes les prometemos que las fiestas serán dedicadas a todos ellos desde el centro del alma de cada viejosanjuanero y de todos los que lleguen a las calles del Viejo San Juan.

Tiemble lo que tiemble, nosotros no temblaremos y con Dios por el medio, ¡las haremos! 

Las fiestas van ¡a la salud del mejor y más bravo Puerto Rico!

Otras columnas de Juan Fernández

💬Ver 0 comentarios