Mario Pabón Rosario

Perspectiva

Por Mario Pabón Rosario
💬 0

Ventajas del regreso de Puerto Rico a la lista de colonias

En el segundo capítulo dedicado a la relación entre los Estados Unidos y Puerto Rico del Harvard Law Review de abril de 2017, los autores postulan que la Isla no es un territorio con gobierno propio conforme al derecho internacional.  Por eso, debe ser colocado nuevamente en la lista de territorios coloniales supervisados por el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas. También discuten las “ventajas” de colocar a Puerto Rico en dicha lista. Esas “ventajas”, sin embargo, pueden ser el obstáculo principal para ello ocurra.

Luego de relatar cómo Puerto Rico fue removido de la lista en 1953, el artículo evalúa la situación actual a la luz de los estándares de la ONU.  Citando la Resolución 1541 (XV), se indica que “un estado dominante no puede tener una discreción sustancial para intervenir en los asuntos de un estado asociado”. Ese principio, postula, ha sido violado por la aprobación de PROMESA y la aplicación a Puerto Rico de la pena de muerte por delitos federales.

Según los autores, PROMESA constituye una intervención desmedida con los poderes del Gobierno local.  Por otro lado, imponer la pena de muerte a pesar de que la Constitución del Estado Libre Asociado la prohíbe, ha anulado la discreción del Gobierno de Puerto Rico en un asunto medular. Ante estas circunstancias, los autores concluyen que Puerto Rico no cumple con los estándares de gobierno propio, y que removerlo de la lista de territorios coloniales fue un error.

El artículo enumera varias “ventajas” de colocar a Puerto Rico en la lista de territorios sin gobierno propio. Hacerlo resultaría en más transparencia y mejor oportunidad de evaluar las condiciones de la Isla.  También facilitaría un proceso de descolonización conforme a las necesidades del territorio. Además, podría añadirle presión a los Estados Unidos en el ambiente internacional, y proveerle a Puerto Rico ventajas a la hora de negociar los términos de un referéndum constitucional. 

En términos económicos, volver a la lista podría resultar en que se declare mucha de la deuda de Puerto Rico como “odiosa”, y en reconocer que los Estados Unidos son responsables de esa deuda.  Finalmente, volver a la lista podría poner presión a los Estados Unidos en su negociación de varios tratados internacionales.

El artículo, sin embargo, no reconoce lo que debería ser obvio: las “ventajas” para Puerto Rico no lo son para los Estados Unidos.  Coincidimos en que Puerto Rico no posee gobierno propio y debería volver a la lista de territorios coloniales. No obstante, sin alguna ventaja para los Estados Unidos, debemos esperar que continúen haciendo lo posible para evitar que se adelante el caso de Puerto Rico ante la ONU.

Otras columnas de Mario Pabón Rosario

💬Ver 0 comentarios