Johnny Rullán

Tribuna invitada

Por Johnny Rullán
💬 0

Ventana de oportunidad con el Trumpcare

El jueves pasado la Cámara de Representantes votó 217-213 por “derogar y reemplazar” el Obamacare por el “Health Care Bill”. Ahora pasa al Senado federal, y necesita todos los votos de los senadores republicanos excepto dos para que pase de nuevo a la Cámara y, de ser aprobado, entonces iría para la firma del presidente Donald Trump.

Gracias a Dios que Puerto Rico no participó en el “health insurance exchange” de Obamacare y por lo tanto nuestros envejecientes, nuestros pobres y nuestros pacientes con enfermedades debilitantes no se afectarán como en los estados del país norteamericano, donde un envejeciente pagará su seguro médico cinco veces más que un joven, donde se eliminará el beneficio abierto a servicios de salud a todo pobre que cualifique, donde aquellos con enfermedades debilitantes podrían ser atendidos por mecanismos alternos en programas estatales y donde los servicios de emergencia y cuido de maternidad se van a disminuir.

Para todos, incluido Puerto Rico, sí se queda la parte de los hijos cubiertos hasta cumplir 26 años y no hay tope de pagos por la aseguradora para un paciente que tenga gastos altos.

Ahora bien, de los $970 mil millones que paga el gobierno anualmente por servicios a los pobres (Medicaid), se van a cortar aproximadamente unos $88 mil millones anuales (9%) por 10 años y se le va a dar una cantidad fija (“lump sum”) a cada jurisdicción, incluyendo unos $14 mil millones para condiciones debilitantes, salud mental, programas para los adictos a drogas o para mejorar la prima. También se van a dar $30 mil millones por año para incentivos al patrono ya que no va a ser obligatorio que el patrono tenga que ofrecerte plan de salud en su empresa.

La politíca pública de Trump-care es evitar que Medicaid se siga expandiendo. Un tope por jurisdicción evita las sorpresas igual que hizo la Reforma de Salud en Puerto Rico 20 años atrás.

Veo una ventana de oportunidad para Puerto Rico con este “lump sum” por jurisdicción. Para los programas de VIH/SIDA y para bioseguridad, a Puerto Rico se le trata igual que a los estados en método “per capita” (cantidad de dinero por persona, o sea los 3.5 millones de puertorriqueños residentes en la isla).

Es importante que nuestro gobernador, nuestra comisionada residente, nuestro secretario de Salud y la coalición nombrada por nuestro gobernador para temas de salud y todas las partes interesadas que comuniquemos a los congresistas la importancia que a Puerto Rico se le trate con método “lump-sum per capita”. Eso resolvería el tranque que tenemos con el tope de Medicaid desde 1967 y nos ayudaría a fortalecer la planificación de servicios a nuestros médico-indigentes con recursos adecuados a largo plazo en vez de estar mendigando de $300 millones en $300 millones.

La ventana de oportunidad está abriéndose con Trumpcare y tenemos que ser incluidos con “lump-sum per capita”. Somos el 1% de la población de Estados Unidos y un “lump-sum” de esa magnitud nos posicionaría a no tener que flaquear al momento que nuestros médicos, hospitales, laboratorios, farmacias dieran un servicio. Esa es la verdadera ficha del tranque que podemos resolver para ayudar a nuestro crecimiento económico sostenible. No olvidemos, “lump-sum per-capita” en el nuevo Trumpcare.

Otras columnas de Johnny Rullán

jueves, 30 de agosto de 2018

Las muertes de María reclaman

Un grupo de médicos recomienda cambios en el gabinete ante señalamientos del informe de George Washington University sobre deficiencias asociadas a miles de muertes tras el impacto del huracán María

💬Ver 0 comentarios