Miguel A. Riestra

Tribuna Invitada

Por Miguel A. Riestra
💬 0

Verdad vs politiquería

En el mundo están sucediendo fenómenos muy relevantes, pero contradictorios.  El primero lo constituye el resurgimiento del neoliberalismo y del populismo nacionalista de derecha.  El maestro de este resurgimiento es Donald Trump, presidente de Estados Unidos.  Donald Trump llegó al poder vendiendo esa ideología, “America First”.

Desde el punto de vista sicosocial, para Trump y para los sesenta millones de americanos que lo siguen, las minorías latinas, los afrodescendientes y los descendientes de árabes somos criminales, violadores de mujeres, vagos y vividores.  Este sentimiento sobre las minorías es muy parecido al de Jair Bolsonaro hacia los indígenas y pobres en Brasil.

En Europa, Portugal, Italia, Austria y la República Checa y en América; Brasil, Argentina, Perú y Guatemala se han movido hacia el centro o al centro derecha.  Este movimiento de nacionalismo -populista y de derecha—tiene el apoyo de muchos ciudadanos de cada país, ya que el mismo ubica a su país como único y ofrece protegerlo de una posible explotación por parte de otras nacionalidades.

También este movimiento mantiene su compromiso de proteger la minoría millonaria nacional contra la extensa mayoría de pobres.  Es esta minoría rica quien contribuye extensamente con los fondos para la elección de los representantes derechistas.

Por el otro lado, ha surgido un movimiento hacia la izquierda.  Mientras que en Europa, solo siete de 28 países se han mantenido en la izquierda, en América Latina lo más significativo fue la elección del nuevo presidente de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.  

Desde mi punto de vista, la unión de países con gobernantes de derecha con los poderosos centros multinacionales de finanzas, hace cada día más difícil la estabilidad de los países con gobernantes de centro izquierda y de izquierda.

En el caso de Puerto Rico, al ser una colonia, nos gobierna realmente la Junta de Supervisión Fiscal.  Esta Junta tiene como objetivo que Puerto Rico pague su deuda con los bonistas.  No le interesa el bien de las masas puertorriqueñas, de los pobres y pensionados.  En fin, a nosotros nos gobierna la derecha de los Estados Unidos de América a través de una Junta que nosotros no elegimos, aunque nuestro gobernador se entretenga, supuestamente defendiendo a los pensionados.  No confundamos la verdad con la politiquería.

Otras columnas de Miguel A. Riestra

💬Ver 0 comentarios