Ismael Torres

Tribuna Invitada

Por Ismael Torres
💬 0

Viaje a las raíces puertorriqueñas

Este fin de semana se celebró en Orocovis la Décima Edición del Festival de la Longaniza, que se dedicó al periodista orocoveño Enrique (Kike) Cruz, por su larga y limpia trayectoria en la prensa del país durante más de cuatro décadas, laborando como locutor, reportero y diligente director de noticias del WAPA-TV.

Fui a la actividad el domingo acompañado de mis hermanos Alfredo y Pablo y de mi hijo, Ismael Gerardo, que aún me pregunta cuándo vamos a volver a las fiestas patronales de Orocovis para ver el tradicional palo encebao, donde los personajes más pintorescos del pueblo se juntan para tratar de trepar un palo que ha sido embarrado con grasa para hacer más difícil que los concursantes puedan subir hasta el tope y tomar el gran premio que ha sido puesto allí, con los más variados artículos, incluyendo varias botellas de ron, salchichón, jamón, galletas y un paquete de dinero en efectivo. Luego de una graciosa y juguetona faena, en la que la torre que hacen los muchachos se desploma varias veces debido a la grasa que se les ha pegado en su ropa y cuerpo, el grupo logra llegar al tope y baja el botín, que luego se lo reparten en un ambiente festivo y de camaradería.

El compueblano y colega periodista Kike Cruz comenzó a laborar en la radio a principios de la década del setenta y luego de laborar en varias emisoras de radio, a mediados de esa década comenzó a trabajar en el noticiario de WPAT-TV con Evelio Otero y Carlos Rubén Ortiz. Lo demás es historia buena, por su limpio historial en los medios de prensa.

En la ceremonia de reconocimiento se destacó, además, su dedicación a las buenas causas en su natal Orocovis, principalmente en el área cultural.

Para mí, volver a Orocovis de donde salí en 1967 cuando me gradué de escuela superior y me fui, como muchos, a estudiar a la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, fue motivo de reflexión porque con la crisis fiscal del gobierno se palpa en el ambiente mucha incertidumbre y hasta desesperanza.

Orocovis tiene una población estimada de 24 mil habitantes, en un municipio que cuenta con 17 hermosos barrios, destacando Pellejas, donde ubica el mismo centro geográfico de Puerto Rico y ríos como los de Toro Negro, Sana Muertos, Orocovis, Matrullas y Bauta y las cascadas de Doña Juana, Palmas y Cacao.

Durante el trayecto hacia Orocovis me vinieron a la memoria los felices e indocumentados días de mi infancia en ese pueblo, donde correteaba con mis amigos por las pequeñas calles del casco urbano, que para entonces creíamos que eran las más grandes del mundo y los ríos comparados con los más grandes mares. Ciertamente, sin saberlo, estábamos en aquello que decía Luis Muñoz Rivera en su poema Paréntesis: dichoso aquel que no ha visto más río que el de su Patria. Ya luego cuando uno sale del pueblo, otra es la vida y las realidades.

Pero en el homenaje a Kike Cruz pudimos saludar, además del alcalde Jesús E. Colón Berlingueri, a decenas de amigosde infancia que al reencontrarnos de inmediato recordamos los gratos momentos de aquella infancia con muy limitados recursos económicos, alegre y feliz.

Hoy Orocovis cuenta con un activo plan de promoción turística apoyado en centros naturales como Toro Negro y Doña Juana, y decenas de negocios a través de los barrios con comidas riquísimas.

Musicalmente Orocovis siempre ha tenido muy buenos artistas desde Manuel Jimémez (Canario) y Manuel Jimenez (La Pulguita) hasta los más recientes como Andrés Jiménez (El Jíbaro), el bajista Bobby Valentín, el compositor Ramoncito Rodríguez, Manny Manuel, y la familia de músicos Colón Zayas, entre muchos otros.

Regresar a las raíces, abrazar a amigos de la infancia, saber que luego de muchos viajes por el mundo, de haber dedicado toda una vida al servicio público y al empresarismo en y fuera de Puerto Rico, es un regalo de vida que todos tenemos que hacernos y regresar y ofrecer al pueblo lo que se pueda dar porque esos pueblos necesitan más que nunca que los hijos que se fueron regresen y le regalen sus talentos, en el área que sea.

Por eso, el Festival de la Longaniza, organizado por la Parroquia Nuestra Señora de Fátima del Barrio Saltos Cabra de Orocovis, con la ayuda logística del municipio que presta las instalaciones físicas, y pone la seguridad y la limpieza del área donde se celebra, donde se levantan fondos para apoyar los esfuerzos educativos y sociales de la niñez en Orocovis, es un extraordinario ejemplo de que hay esperanza y que vamos a salir de esta crisis. Y ese regreso a las raíces me enseñó eso este fin de semana al encontrarme con gente buena haciendo labor humanitaria para los más necesitados.

Otras columnas de Ismael Torres

martes, 19 de septiembre de 2017

La naturaleza y el huracán María

En los preparativos para el paso del huracán María, el periodista Ismael Torres evoca la experiencia enriquecedora de su hijo con el escutismo

martes, 12 de septiembre de 2017

Maestro ejemplar de las bellas artes

El periodista Ismael Torres reflexiona sobre el legado del profesor Reinaldo Robles Lozano baluarte del programa de bellas artes en el Departamento de Educación

martes, 5 de septiembre de 2017

Viaje a las raíces puertorriqueñas

El periodista Ismael Torres comparte vivencias positivas de una fiesta de pueblo orocoveña y los buenos puertorriqueños congregados en el evento

martes, 29 de agosto de 2017

Puerto Rico necesita transparencia, no pleitos

El periodista Ismael Torres indica que Ricardo Rosselló y su representante ante la Junta no le han presentado al país lo establecido en el plan fiscal y los compromisos con la Junta

💬Ver 0 comentarios