Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

Vieques

Cuando viajamos a visitar a cualquiera de las islas municipios, de antemano contamos con que el madrugón, la incomodidad y el desmadre de los terminales serán parte de la aventura. Y echamos la paciencia entre los artículos de primera necesidad. Y un libro, los que leemos hasta en mitad de una batalla.

En el terminal es fácil distinguir a los turistas internos de los residentes. El turista lleva consigo el revolú de tereques y cara de felicidad.

Bueno, algunos llevan cara de felicidad. Hay gente que no dejan la cara de amargura ni siquiera cuando van de vacaciones. No sea que se les olvide ser infelices 24/7 si dejan de practicarlo por un par de días, pero eso es otro tema.

Los residentes llevan reflejado en el rostro, impreso casi, preocupación y hartazgo. Para ellos no se trata de una aventura, se trata del diario vivir. De la cita médica en Fajardo. De si podrán o no regresar a Vieques o a Culebra ese día, según lo han planificado o si, por el contrario, se quedarán, otra vez, varados en Fajardo hasta Dios sabe cuándo.

Para ellos es un martirio cotidiano que no le importa a nadie. Por eso se hartaron. Y decidieron hacer vivir la experiencia a la Administradora de Transporte Marítimo.

La hicieron esperar y esperó.

Igual que han esperado los viequenses por un sistema de transporte marítimo confiable.

Y digo mal cuando digo que esperó como esperan los viequenses. Ella esperó de otra manera. Desde el confort del cargo que ostenta. Desde el privilegio de saber que la situación se resolvería a su favor tarde o temprano.

En medio de la situación, a alguien en el gobierno se le ocurrió la idea de usar como rehenes a los residentes que esperaban la lancha en Ceiba para regresar a Vieques.

Es que no han leído a Shakespeare: “Eso a lo que llamamos rosa, con cualquier otro nombre conservaría su dulce aroma”. Igual que la negociación y el chantaje.


Otras columnas de Rosa Mercado

martes, 10 de septiembre de 2019

Puente de amor

Rosa Mercado expone que la distancia geográfica de la patria no puede minar la solidaridad y otros sentimientos de los puertorriqueños en la diáspora

lunes, 29 de julio de 2019

Tierra para florecer

Rosa Mercado señala que en el chat del gobernador, lo que escandaliza, lo que mayor indignación provoca no son las palabras, sino las acciones

💬Ver 0 comentarios