Milagros Rivera Watterson

Punto de vista

Por Milagros Rivera Watterson
💬 0

Violencia indefendible en las cárceles

El viernes 26 del corriente mes los medios televisivos transmitieron un vídeo de una reyerta en el Hospital Correccional de Bayamón, donde se observa a guardias penales tratando de someter a confinados a la obediencia. Desconocemos la causa u origen de este incidente, pero la visión de un guardia correccional dándole patadas a un convicto que ya está en el piso mientras otros guardias lo están agarrando es sumamente violenta. 

No existe ninguna razón en el mundo para que guardias correccionales, que se supone estén adiestrados para combatir hasta motines, se hayan comportado de esa forma. También se observa cuando arrastran a un confinado y en términos generales lo que impera es la falta de control y uso desmedido de la fuerza. Tal parece que se olvidaron de los protocolos para atender situaciones que surjan en las instituciones por actos de confinados que violen las reglas o ante el surgimiento de un motín.  

No nos extrañaría que el origen de este incidente haya sido producto del movimiento que se ha hecho de confinados en tratamiento por salud mental al hospital. Ya hemos señalado anteriormente que estas dos poblaciones no deben mezclarse. Esto es violatorio de leyes y normas del tratamiento y atención que la población con padecimientos de salud mental debe recibir. Esta mezcla causa elementos estresores, ya que los confinados con tratamientos de salud mental se tienen que regir por las normas de un hospital sin tener una condición de salud física, como por ejemplo el restringir las visitas y, si son niños, no permitirlas a menos que tengan doce años o más. 

La Administración de Corrección y Rehabilitación ha indicado, por voz de la directora de seguridad, que investigarán el asunto y tomarán las medidas necesarias. Esperamos que así sea y no pase como con las investigaciones realizadas por anteriores administraciones, que nunca se sabían sus resultados. 

Exigimos una investigación exhaustiva, que se revelen los hallazgos y que se tomen las medidas contra aquellos que utilizaron la fuerza en forma desmedida. 

Esperamos que el nuevo secretario recién confirmado se asegure de ello.

Recomendamos también que el personal de esa agencia sea readiestrado en el uso de los protocolos vigentes para el uso de medidas restrictivas que permitan controlar un motín u otros actos similares. Solo así podríamos evitar que esto pase nuevamente.

Recordemos que los confinados son seres humanos desprovistos de su libertad y están cumpliendo sentencias con miras a que se rehabiliten y se reinserten a la sociedad como ciudadanos productivos. Solo así venceremos el ciclo de la ola de criminalidad que vive el país. La violencia no se contrarresta con violencia institucionalizada.

Estaremos al tanto de cómo se sigue atendiendo esta situación y hacemos un llamado a la Comisión de Derechos Civiles, a ACLU y al Colegio de Abogados para que así lo hagan también, promoviendo se tomen las medidas necesarias para que no se repita.


Otras columnas de Milagros Rivera Watterson

sábado, 15 de febrero de 2020

Loas a una trabajadora social por excelencia

Para Belén Serra Martínez era indispensable que el trabajo social en nuestro país reconociera la manera de ser del puertorriqueño, escribe Milagros Rivera Watterson

martes, 26 de noviembre de 2019

Urge acción concertada contra la violencia machista

Esperamos que las marchas, las protestas y las propuestas que se darán en estos quince días de activismo rindan los frutos esperados. Tenemos la visión, esperamos la acción, escribe Milagros Rivera Watterson

viernes, 22 de noviembre de 2019

La guerra de los planes médicos Advantage

Estamos en un mercado de libre competencia y cada empresa presenta su producto como el mejor. Por parte de cada uno de nosotros está tomar una decisión informada, dice Milagros S. Rivera Watterson

💬Ver 0 comentarios