Mariely Rivera Hernández

Punto de vista

Por Mariely Rivera Hernández
💬 0

Visión fractal por la salud

Liberarse de la incertidumbre se ha convertido en una consigna mundial.  El COVID-19 seguirá en asignatura pendiente y ahora toca enfrentarnos a su rastreo, prevención y manejo en el contexto de iniciar la actividad económica. 

Hay un camino que recorrer y lo vamos descubriendo en la medida en que los sectores y los grupos de interés o “stakeholders” se activan. No obstante, hay una tarea crítica que es fundamental para proceder asertivamente: la educación de la mano de las organizaciones sin fines de lucro (OSFL). En especial de las organizaciones con enfoque en salud. 

En general, el tercer sector representa cerca de 150 mil empleos de un universo de 894,398 empleos promedio en Puerto Rico, según se revela del estudio longitudinal sobre organizaciones sin fines de lucro del 2015. Es un ecosistema heterogéneo y ante la pandemia, las OSFL, pilares del bienestar colectivo, son las que integran el componente de salud. Las entidades con enfoque en salud tienen un impacto significativo; por cada dólar que el gobierno transfiere a una OSFL que brinda servicios de salud tendría que invertir siete dólares para proveer él mismo el servicio.

Las entidades constituidas bajo el marco normativo vigente en Puerto Rico son cuatro: corporaciones sin fines de lucro (Ley Núm. 164-2009), cooperativas de servicios (Ley Núm. 239-2004), corporaciones especiales de desarrollo municipal (Ley Núm. 81-1991) y fideicomisos (Ley Núm. 219-2012). Son el ecosistema ideal para poner en acción los determinantes sociales de la salud en las comunidades. ¿Y quién es la comunidad? ¿Qué significa estar en contacto con las comunidades?

Todos los individuos representan la comunidad. Todos pertenecemos a una comunidad, sin excluir dónde vives o en qué condiciones. Esto significa mucho trabajo, por lo cual las OSFL son un ecosistema que debe estar protegido y en posición de proveer los servicios. El énfasis debe estar en las OSFL que ofrecen servicios y educación en salud.

La necesidad de movilidad y de ofrecer los servicios es inminente. Necesitamos una visión fractal para educar a las comunidades y ampliar la salud comunitaria. La acción fractal es un patrón que no tiene fin y que se repite a varias escalas. Hay que generar ideas infinitas en un imaginario a favor del bienestar colectivo y anclado en acciones concertadas para atender diversos segmentos poblacionales con diferentes necesidades. La acción fractal a través de la salud comunitaria se logra con éxito si manejamos datos precisos y conectamos de forma correcta con las personas en las comunidades. Es indiscutible la relevancia del manejo preciso de datos sobre el rastreo de la infección del COVID-19 en los individuos. 

Si queremos movilidad y actividad económica responsable es urgente que apoyemos de forma fractal a las entidades sin fines de lucro, priorizando en las de salud. Son entidades privadas que convergen y prestan atención a los pacientes con enfermedades crónicas. 

Reclamemos que se tomen decisiones correctas, con información clara, acerca de: las ayudas federales autorizadas para Puerto Rico; el énfasis en los pacientes crónicos y sus familias; los protocolos de seguridad que cada empresa, agencia y comercio adaptan; la pertinencia de la actividad escolar y universitaria y; la garantía del buen estado de salud de todas las personas. Hay que activar al tercer sector como socio estratégico. Comencemos con las que tienen pericia en salud. Los pacientes primero; así se genera una visión fractal por el bienestar colectivo.

Otras columnas de Mariely Rivera Hernández

miércoles, 6 de mayo de 2020

Inclusión, diversidad y equidad ante la pandemia

La crisis de salud global afianza el discrimen y las diferencias sociales y recrudece la pobreza. Algunos de los factores que más se dificultan responden al acceso a los servicios de salud, escribe Mariely Rivera

domingo, 12 de abril de 2020

Una cultura de salud desde las OSFL

Mariely Rivera Hernández indica que por cada dólar que el gobierno transfiere a una OSFL que brinda servicios de salud, tendría que invertir siete dólares para proveer el mismo servicio

💬Ver 0 comentarios