Adolfo López Alemán

Punto de vista

Por Adolfo López Alemán
💬 0

Vital la recreación terapéutica para poblaciones especiales

Sabemos que para muchos la cuarentena ha sido un poco difícil de afrontar, debido a que como caribeños e hispanos, somos individuos que gustamos de salir y socializar. Esto se manifiesta de igual forma en los niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales, los cuales desean salir a disfrutar tal y como lo hacemos nosotros. 

Las personas con necesidades especiales usualmente participan de muchas actividades fuera de sus hogares, ya que sus padres los motivan a realizarlas como estrategia de recreación terapéutica. Las mismas, a su vez, les ayudan a canalizar sus energías de una forma constructiva, lúdica y divertida.

Ahora bien, ¿qué cosas podemos hacer en casa con ellos? Es importante destacar que su rutina es muy estructurada y cuando salen de ella, en ocasiones se desconciertan. Debemos tratar de establecer una rutina para que se mantengan ocupados durante todo el día. Esto será fundamental al momento de afrontar la cuarentena que estamos viviendo. Lo ideal es establecer las horas para el desayuno, meriendas, almuerzos, cena, el bañarse y el descanso. Durante esa rutina deberán establecer actividades que pueden repetir diariamente para que estos lo vean como algo común. 

Entre estas actividades se encuentra el arte. Separen momentos durante el día en los cuales los niños, jóvenes y adultos dibujen, jueguen con pintura, recorten o simplemente construyan con papel, plastilina o bloques. Pueden utilizar colorantes vegetales para dar color al agua y así pintar en papel como acuarela. También pueden utilizar imágenes de paisajes u objetos de revistas, los cuales pueden pegar en cartones, recortarlos y construir rompecabezas. Estas imágenes también pueden ser obtenidas de varios sitios de internet. 

Si viven en una casa y tienen patio, salgan a dar un paseo corto al menos tres veces durante el día. Esto brinda la ilusión de que salen de la casa, aunque sea por un corto periodo. Si vives en un apartamento, salgan de igual forma a caminar por las afueras del complejo, esto ayuda a mantener distancia entre residentes. No visiten áreas comunes o recreativas como las piscinas, gazebos, canchas o áreas de juego para niños.

Inventen juegos con las piezas sueltas que tengan en casa. Las piezas sueltas son artículos que puedas tener a tu alcance como monedas, palos, bolas pequeñas, canastas de ropa, botellas vacías de agua, cosas que tienes incompletas de otros juegos o cualquier cosa a tu alcance con la que puedas crear juegos divertidos. Esto brinda un sentido de pertenencia y creatividad al individuo, además ayuda a los familiares a compartir ente ellos y fortalece los vínculos de confianza con sus padres y hermanos. También pueden promover la participación en las labores del hogar en diversas tareas como: barrer, botar la basura, lavar los trastes, servir el agua al momento de las comidas y preparar lamesa, entre otras. 

Por último, deje que haga juegos de forma libre, pero establezca un tiempo límite para que no esté todo el día enfocado solamente en ellos. De esta forma, entenderá que siempre hay algo nuevo que hacer y disminuirá las oportunidades de sentirse aburrido, incómodo o molesto. ¡A recrearse en casa y en familia!

💬Ver 0 comentarios