Emilio Colón Zavala

Tribuna Invitada

Por Emilio Colón Zavala
💬 0

Vivienda segura para todos ¡ahora!

L uego del paso por Puerto Rico del huracán Georges, aquel 21 de septiembre de 1998, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) hizo unas importantes recomendaciones al gobierno local en un voluminoso informe.

En el capítulo 9 del reporte se expresa que, “la mera acción de leer el informe no es suficiente para mitigar daños por desastres”. Indica que una verdadera mitigación de daños se logra cuando la comunidad busca y aplica acciones y métodos que disminuyan el grado de daños debido a desastres naturales. Entre las recomendaciones específicas se destacan: implantación de un nuevo código de edificación, cumplimiento con que las edificaciones se construyan en cumplimiento con el código, hacer cumplir reglamentos relacionados con áreas susceptibles a inundaciones, relocalizar personas que vivan en lugares de alto riesgo y mejorar el sistema de energía eléctrica, de tal modo que se pueda reestablecer el mismo rápidamente mientras servicios esenciales se puedan mantener ofreciendo. Uno lee este informe y concluye que no aprendimos la lección. De esas recomendaciones, sólo se implantó la adopción de un nuevo código de edificación. A estas alturas lo importante es pasar la página y aplicar prospectivamente estas recomendaciones.

El huracán María fue especialmente duro con construcciones realizadas informalmente, sin cumplir con el código de edificación y en lugares de riesgo a inundaciones o derrumbes. Teniendo esto en cuenta es importante que la reconstrucción de Puerto Rico se realice para que las viviendas e infraestructura no representen un riesgo a la seguridad en caso de un desastre natural y de manera sensible a las comunidades. Muchos no podrán volver a las estructuras que poseían antes del 20 de septiembre pasado, por lo que un programa que viabilice la adquisición de vivienda segura, mediante un pago en especie, será necesario. Esto es, que se le pague a un damnificado su vivienda con otra casa, pero en un lugar apropiado y con bajo riesgo a daños por desastres naturales.

Mucho se ha hablado de utilizar las viviendas reposeídas, vacías y ya existentes para ser ocupadas por personas que perdieron su hogar o no podrán volver. Dos terceras partes de la vivienda en Puerto Rico se construyeron previo al 1980. Por ende, la manera responsable de hacer ofrecer estas unidades es asegurarse que estas estructuras cumplan con el código de edificación vigente. Su resistencia a daños, de acuerdo con el código de edificación existente de estas unidades por desastres naturales, debe ser certificado por profesionales de la ingeniería debidamente licenciados. No podemos permitir que el remedio sea peor que la enfermedad.

En algunas áreas será necesario apoderar a las comunidades para mitigar y manejar su riesgo de inundaciones mediante la creación de distritos de drenajes. Con esto se pueden crear programas de protección o manejo del riesgo de inundaciones de una manera sensible, pero que cumpla con las recomendaciones previamente hechas por FEMA.

En otras instancias, será necesario que familias se relocalicen a nuevas comunidades en lugares apropiados y con bajo riesgo de daños por desastres naturales. Existen programas, bajo la Ley Federal Stafford, en los cuales los afectados podrían adquirir mediante compra o alquiler una casa segura y en un lugar apropiado con menos riesgo a daños ante desastres naturales.

Aquí el reto será el que aprendamos las lecciones de hace casi veinte años y seamos creativos. Debemos volver a la base. Serán necesarias alianzas entre los sectores públicos, privados y con el tercer sector para lograr que las personas tengan acceso a un hogar seguro, planificado y en cumplimiento con los reglamentos aplicables. Hay que buscar que la vivienda se pueda producir al menor costo posible cumpliendo con el código de edificación y reglamentos de planificación aplicables. Unamos esfuerzos para logremos que todos tengamos acceso a vivienda segura ahora.

Otras columnas de Emilio Colón Zavala

jueves, 2 de noviembre de 2017

Lo que el viento nos reveló en Puerto Rico

El vicepresidente de la Asociación de Constructores, Emilio Colón Zavala, señala que Puerto Rico tiene que desarrollar medidas alternas de generación de energía para infraestructura crítica

💬Ver 0 comentarios